03 septiembre 2005

Verano cervantino

Con mis amigos D. Quijote y Sancho Panza

Antes de tomar unas merecidas vacaciones y aprovechando el IV CENTENARIO, nos acercamos a visitar Alcalá de Henares para visitar la casa natal de Cervantes. Una visita obligada que nos cautivó y nos traslado por unos minutos a otra época viendo los útiles, estancias y habitaciones en las que vivió nuestro más célebre escritor sus primeros años. El tamaño de las camas, nos induce a pensar que no eran precisamente españoles altos pero si que vivían muy bien para la época.
También pudimos constatar la universalidad de las aventuras de D. Quijote de la Mancha visitando la exposición donde están las ediciones de esta célebre obra en distintos idiomas. Todo un orgullo. No dejéis de visitarlo.

Escuchando Amaral "No quedan días de verano"

4 comentarios:

Silvana dijo...

Qué buena visita!! les ha gustado a los niños?

Mardolo dijo...

Esta visita fue antes de las vacaciones sin los niños porque fue el día que fuimos a disfrutar de la noche de hotel que nos tocó.
Y es que el placer, también se encuentra en la cultura.

Leodegundia dijo...

Simpática foto, siempre tuve ganas de visitar Alcalá de Henares, pro de momento no se me arregló.
Un saludo

Mardolo dijo...

LEO: A mi personalmente, Alcalá como pueblo no me entusiasmó mucho. Tiene edificios muy antigüos que no se han molestado en rehabilitar y no hay una armonía en el conjunto de los existentes. Pero tiene lugares con encanto, como la casa natal de Cervantes y sitios curiosos para comer (dentro de cuevas). En una mañana, lo puedes ver todo. Eso sí, creo que mejor cuando el tiempo sea más fresquito porque en verano el calor que hace allí es muy húmedo y bastante insoportable.