19 octubre 2006

Aventura en el pasado

Con este sugerente título, Francisco Arsis acomete su primera novela bajo el sello editorial Slovento.
Conocido por muchos gracias a su blog, donde pudimos constatar sus dotes como escritor, no fue hasta que Leo se hizo eco de la publicación que yo tuve la oportunidad de contactar con él para hacerme con un ejemplar prometiéndole elaborar una de mis reseñas literarias valorando el mismo.
Por eso hoy, vaya especialmente dedicada esta reseña, en gran parte responsable de que me haya embarcado en mi novela online.
Arsis nos presenta en esta historia a Marcos Andrade, un hombre joven embarcado en la difícil aventura de encontrar su primera vivienda en el centro de Madrid. En esta búsqueda se cruzará D. Alfredo León, un anciano propietario de un piso en la Ronda de Atocha de Madrid quien le ofrece en venta el inmueble a un precio razonable a condición de que conserve uno de los enseres que en él se haya: un armario.
Una vez instalado en la vivienda cuando se adentra en el trastero donde ha relegado entre otros enseres el armario, se sentirá atraído por un resplandor procedente del mismo que le invita a abrirlo y descubrir que en su interior se alberga una puerta mágica que le transportará en el tiempo hasta el año 1916 transformándole en un afamado periodista de la época, Marco Vasallo.
La historia la conforman las impresiones que este hecho produce en su vida, la descripción de la época a la que el protagonista viaja, los personajes que en ella conoce y que le marcarán, especialmente Marisa Rondal, mientras busca la lógica de todo ello y constata que su anterior usuario no es otro que el venerable anciano que le vendió el inmueble.
Recorremos la época, maravillosamente recreada y muy bien documentada por el autor de la mano de una historia narrada en primera persona en un lenguaje totalmente adaptado a la nueva realidad del protagonista, con capítulos destacables como la batalla de Verdún, uno de los logros del libro.
Un giro final efectista, bien conseguido y un epílogo abierto a la fe y la esperanza concluyen una lectura interesante, amena apesar de algunas iregularidades de ritmo que se desvanecen en la belleza de los detales.
Calificación: Notable
Para todos los que sueñan con formar parte de la Historia.
Lo mejor: Los viajes ambientados en el entorno militar de la batalla de Verdún; Su inesperado giro fianl; la carta del epílogo.
Lo peor: Su falta de malicia


Escuchando BON JOVI "Two stories Town"

18 octubre 2006

Al mal tiempo, buena cara

Photobucket - Video and Image Hosting
n estos días, más propios de la época que estamos, Otoño, no como sucediera hace apenas una semana, he estado muy pendiente del cielo pues, como algunos sabéis, esa lluvia tan necesaria, cuando cae de forma torrencial provoca el caos en la zona donde vivo. Esto, el maravilloso puente del Pilar que me ha permitido disfrutar al 100% de la familia y de mi tiempo, así como últimar los detalles del segundo capítulo de Isanta, la renovación de la plantilla del blog o las incursiones esporádicas en blogs comprometidos con una causa que comparto han derivado en esta ausencia de mi refugio. Os debo muchas más visitas de las que he podido haceros, comprometerme a responder puntualmente a todos y cada uno de los comentarios recibidos aunque sólo sea por vuestro incondicional paseo por este espacio.
He terminado dos lecturas muy interesantes de las que próximamente os hablaré y me gustaría así mismo recibir vuestros comentarios sobre el nuevo aspecto del blog, lo que echáis de menos, lo que os gustaría encontrar y abro la posibilidad de convertirme en tribuna pública haciéndome eco de cualquier noticia, escrito, propuesta, consulta o contribución que queráis hacerme llevar vía mail a mardolo@hotmail.com.
Os espero.


Escuchando MANÁ "Rayando el sol"

11 octubre 2006

Como cada mes

**ACTUALIZACIÓN 14:40**
Las concentraciones son noticia en CITY FM
** ACTUALIZACIÓN 15:15**
Se unen más ciudades y listado de asociaciones participantes ver FONDO DOCUMENTAL
*************************************************************************************************
Como ya viene siendo habitual los 11 de cada mes, y especialmente en este previo al día de la Hispanidad, siguen las convocatorias en favor del esclarecimiento del 11M.
Vía AVT, aquí están los lugares donde se celebrarán. En vista de lo acontecido ayer en Martorell, y a la tendencia generalizada de calificar inapropiadamente estas actitudes de "extremoderechistas" se insta a la precaución durante estas celebraciones y a solicitar la ayuda de las FYCSE ante cualquier anomalía (contramanifestaciones no autorizadas o elementos radicales que nada tienen que ver con las mismas) durante el transcurso de estos movimientos ciudadanos pacíficos, silenciosos y respetuosos como así lo avalan el apoyo entre otras asociaciones el de la AVT.

Los ‘Peones negros’ se manifiestan por primera vez en Bilbao, en sus
concentraciones mensuales todos los días 11 de cada mes en memoria de las
víctimas del 11M y en exigencia de la verdad. A continuación se detalla la lista
de las concentraciones de este mes. Todas tendrán lugar el próximo
miércoles a las 20:00 horas excepto en Canarias, que será a las 19:00 horas
insulares.

Albacete: En el Altozano.

Alcalá de Henares: Plaza de Cervantes, junto al kiosko de música.

Alicante: Plaza de la Montañeta, frente a la Subdelegación del Gobierno.

Almería: Rambla. Plaza de las velas. Junto a Plaza Circular.

Badajoz: Avenida de Huelva, frente a la Delegación del Gobierno.

Barcelona: Plaza de San Jaime.

Bilbao: Subdelegación del Gobierno - Plaza de Moyua.

Bruselas: La Bourse.

Ceuta: Plaza del Tte. Ruiz.

Córdoba: Bulevar del Gran Capitán.

Fresnedoso de Ibor: En la Cruz, junto a la Iglesia.

Granada: Fuente de las Batallas.

Jaén: Plaza Jaén por la Paz (en la glorieta de Renfe).

La Coruña: Frente a la Delegación del Gobierno.

Las Palmas de G.C: Calle Mayor de Triana a las 19:00 h.

Huesca: Plaza de Navarra.

Madrid: Estación Atocha-Renfe. Torre de cercanías.

Málaga: Plaza de la Constitución.

Murcia: Avda. del Teniente Flomesta (Frente a la Delegación del Gobierno).

Oviedo: Paseo del Bombé del Parque de San Francisco (zona del Palomar).

Palma de Mallorca: Plaza de Cort.

Santander: Plaza del Ayuntamiento.

Santa Cruz de Tenerife: Plaza de Candelaria.

Sevilla: Plaza San Francisco.

Valencia: Plaza del Ayuntamiento.

Valladolid: Plaza Zorrilla -Campo Grande.

Vigo: Calle del Principe (frente al Museo de Arte Contemporaneo).


Viveiro: Plaza de la Fontenova (Calle Pastor Diaz).

Zaragoza: Monumento a la Constitución en Paseo de la Constitución.

05 octubre 2006

¡Viva la creatividad!

Y he aquí la misma canción con versión personal de un apasionado del juego de los SIMS, muy lograda y ¿por qué no decirlo? Brillante y original.
Música por favor

Aquí os dejo el video de una canción que últimamente no me quito de la cabeza. La canción está genial, aunque el video no es de mi agrado.
La verdad es que la maternidad le ha sentado fenomenal a Jamelia.
Esta canción es la prueba.

03 octubre 2006

World Trade Center

El hecho de que esta película esté dirigida por Oliver Stone, con títulos tan insignes a sus espaldas como Platoon, Nixon o El Cielo y La Tirra entre otras, así como de protagonista a mi adorado Nicolas Cage, fueron motivos más que suficientes para acudir al cine. Sabía que no íba a ver una recreación por ordenador de la caída de las torres, ni morbosas imágenes de cuerpos ensangrentados, ni una teoría personal del atentado. Y no me decepcionó. No así a la multitud de personas que abandonaron la sala tras la media hora inicial de metraje, esa que tanto ha gustado en el Festival de Cine de San Sebastián.

World Trade Center es, ante todo, un ejercicio de fe, un elogio al valor, la historia de los supervivientes del mayor atentado terrorista que sufrió E.E.U.U. Oliver Stone muestra en esa primera media hora frenética, con brillante maestría y sin necesidad de recursos truculentos (no vemos en ningún momento los aviones estrellandose contra los edificios), la desorganización que existió ante las primeras señales de que algo terrible había sucedido, la sorpresa, la incomprensión y la incapacidad de reacción ante algo absolutamente inesperado, la confusión, la incredulidad, las primeras hipótesis con el ruido de fondo de los impactos y posteriores derrumbamientos, una sombra de uno de los aviones sobre un edificio y después... el silencio, la oscuridad en un espléndido, angustioso y sostenido fundido en negro tras el que aparecen los ojos de uno de los protagonistas. A partir de aquí, el ritmo se contiene hasta la detención, sólo roto para contar la angustia de los familiares. Es la forma de Stone de hacernos participar de la angustia de los supervivientes, del tremendo esfuerzo por seguir viviendo que llevaron a cabo durante las terribles horas que se prolongó ese enterramiento en vida, ajenos a lo que sucedía, sin posibilidad de moverse con algo que no fuera la fuerza de sus palabras y sus recuerdos para reunir los motivos suficientes para mantenerse despiertos y no sucumbir a los brazos de la muerte, momento espiritual, motivo de risas de algunos en la sala, incluído. Fuera de ese angustioso y claustrofóbico escenario lleno por completo con primeros planos de los rostros, principalmente ojos, de los protagonistas, están los familiares. La crítica a la falta de información en favor del bombardeo incesante de imágenes en las televisiones de todo el mundo. Y en un lugar del mismo es donde un elemento radical, que juega un papel fundamental en el desenlace de la trama, el ex marine Karmes, siente que Dios le llama a pedir justicia y se presenta en la denominada zona cero para ser testigo del desolador y demoledor aspecto de lo que en su día fue el centro neurálgico de actividad del centro financiero estadounidense por excelencia. Y al otro lado los espectadores acompañamos a esas familias que viven un auténtico infierno viendo sin saber lo que realmente sucede. Intentando sobrellevar las ausencias cuando aún no han digerido lo sucedido. En definitiva, un sentido y merecido homenaje a las víctimas y al espíritu de colaboración que hizo posible el rescate de los supervivientes, con los efectos necesarios, la fotografía impresionante, la música dosificada y sin tintes políticos. Dos horas de auténtico cine.

Calificación: Notable.

Para todos los que busquen el lado humano de la tragedia por encima de los efectismos a que nos acostumbran otros géneros.

Lo mejor: Sus protagonistas, su fotografía, la transición ritmo/pausa para diferenciar los momentos pre y post atentado. El estremecedor sonido de los derrumbamientos.

Lo peor: El momento místico del agente Will. La radicalidad que desprende el personaje del marine Karmes.



Escuchando ENYA "Watermark"