25 noviembre 2008

Los hombres que no amaban a las mujeres

Coincidiendo con la fecha de lanzamiento en España de la segunda entrega de la serie Millenium, del periodista/escritor Stieg Larsson, "La chica que soñaba con una caja de cerillas y un bidón de gasolina" aprovecho para hablaros del primer libro de la misma, "Los hombres que no amaban a las mujeres", que se ha constituido en todo un fenómeno editorial y llevado al reconocimiento, póstumo, desgraciadamente, de su autor, allí donde se ha publicado.
Con una portada anodina y extraña, que no deja indiferente y que llama en sí misma la atención, y con un título más largo de lo habitual, me hice con este libro a principios de verano, si bien postergué su lectura hasta bien entrado septiembre en favor de otros títulos.
La verdad es que de haberlo sabido, lo habría disfrutado muchísimo antes aunque casi agradezco tenerlo relativamente reciente para aproximarme a su continuación.
La historia es la primera de las tres que componen la serie Millenium (concluidas antes de la repentina muerte del autor) y nos presenta a dos personajes que pese a ser diametralmente opuestos en todos los sentidos, encontraran un nexo común que les unirá inevitablemente para desentrañar un oscuro secreto que les cambiará la vida para siempre.
Ellos son Mikael Blomkvist, un periodista caido en desgracia tras resultar condenado por difamación tras la publicar en su revista "Millenium" una información contra una de las industrias más poderosas del país que no cejará en su empeño de acabar con su credibilidad ante la sociedad y los medios y Lisbeth Salander, una joven problemática e inadaptada social que trabaja como investigadora privada con métodos poco ortodoxos aunque eficaces.
Cuando el magnate industrial Henry Vanger decide contratar a Mikael para investigar la desaparición de su sobrina Harriet, un caso cerrado por la policia hace más de 36 años a cambio de información que le valdrá restaurar su reputación, este pondrá todo su empeño y se trasladará a Hedeby, la localidad de residencia de la familia Vanger donde dispondrá de un año para encontrar alguna pista que lleve a resolver el misterio de Harriet antes de la muerte de su tío. El abogado de Henry, contratará de forma independiente a Lisbeth para obtener información de Mikael, hecho que el desconoce.
Cuando ambos son conscientes de la presencia del otro, se verán obligados a trabajar en común para obtener un mutuo beneficio, desentrañando en su camino no sólo lo relativo a la familia Vanger sino al complejo entramado de conflictos de intereses monetarios y personales salpicado de escándalos sexuales, financieros y de envidias de las altas esferas del país.
Un fascinante relato, con un desarrollo impecable, aunque algunas veces se excede en la explicación de términos financieros que se escapaN al conocimiento de los comunes mortales que desconocemos la materia.
Genero negro totalmente renovado, adictivo con un ritmo frenético que se mantiene hasta su final.
Calificación: Sobresaliente
Para aquellos que busquen una historia diferente y bien contada.
Lo mejor: Todos y cada uno de sus personajes, el desarrollo de los hechos, la intriga.
Lo peor: Que su autor nos haya dejado sin saber el tremendo éxito que ha legado.


Escuchando THE RASMUS "Dangerous Kind"

21 noviembre 2008

El ejército de las sombras

Todos los adictos al tema vampírico, tendemos a leernos prácticamente cualquier novela que profundice en el tema y sus distintas variantes, con mejor o menor suerte.
En este caso, yo me asomé a este libro de Simon Clark por su reconocido prestigio en la novela fantástica y de terror, sabiendo que había sido galardonado con uno de los prestigiosos premios de este campo literario como es el premio "Bram Stoker", otorgado entre otros a Dann Simmons por su genial y brutal obra "Los vampiros de la mente".
Como en aquel caso, el premio está más que de sobra justificado porque la historia resulta inquietante, bien narrada aunque guarda ecos de "El misterio de Salem's Lot" de Stephen King en gran parte, al desarrollar el relato en una población que se va "contaminando" de forma similar a lo que sucedía en aquella, aunque por distintos motivos.
El protagonista es David Lepington, que viaja a su pueblo natal para contemplar una oferta de trabajo que sin resultarle atractiva, le permitirá visitar a su tio, que le crio de niño y que ha insistido en la conveniencia de aceptar este puesto. Una vez allí, será testigo de la importancia de su familia en esa pequeña población a la que su dinastia ha dado nombre y la industria de la que se nutre aunque, buscando pasar desapercibido optará por hospedarse en el único hotel de la localidad, regentado por la extraña y seductora Electra, que cuenta con una única huésped, Bernice, una joven atormentada por extraños sueños a los que no encuentra explicación. Días después una ex presidiario, llegará a la ciudad ofreciendose como empleado a cambio de residir en el hotel. A partir de entonces, una cadena de extraños sucesos comenzarán a desarrollarse durante la noche en la aparente tranquilidad del pueblo. Sólo ellos serán los llamados a enfrentarse a la amenaza que se cierne sobre todos los habitantes.
Una atmósfera inquietante y claustrofóbica, con momentos tensos muy conseguidos, algunos apabullantemente gore, otros excesivamente surrealistas pero que mantienen la tensión aunque de forma iregular. Quizá la inclusión de ciertos elementos de flolklore para hilar la historia del "ejército de las sombras" no resultan muy coherentes pero en líneas generales soportan el conjunto.
Calificación: Bien.
Un relato interesante con otro punto de vista del mito vampírico.
Lo mejor: La angustia que transmiten algunas situaciones, casi axfisiante.
Lo peor: Algunos fallos de ritmo y transformaciones incoherentes de algunos de los protagonistas no muy bien explicadas o justificadas.


Escuchando MUSE "Hysteria"

20 noviembre 2008

Amante confeso

Cuarta entrega de la saga de "La hermandad de la daga negra" de la escritura J.R. Ward .
Al contrario de autoras como Sherrilyn Kenyon y su saga de "Los cazadores oscuros" que van perdiendo fuerza en cada entrega, Ward va ampliando su universo y dotándolo de coherencia con cada nuevo libro, enriqueciendo personajes, tramas e incorporando nuevos alicientes.
El protagonista de esta historia, no es otro que Butch O'neill, el policia de Caldwell que, por azares del destino, terminó involucrándose en la hermandad a pesar de su condición humana. Cada vez más atormentado por el sin sentido de su existencia, encontrándose fuera de lugar tanto en su mundo humano como con la hermandad de vampiros, así como por el rechazo de su amor por Marissa, se refugia en el alcohol hasta que una noche, completamente ebrio, en un vano intento de proteger a un civil del ataque de los restrictores, será secuestrado y torturado hasta la muerte, de la que lo salvará in extremis el hermano Visihous. Pero esta terrible experiencia, no será sino el principio de los problemas de Butch, quien aloja en su interior el mal del Omega, jefe de los restrictores y del que Marissa podrá salvarle aunque ello imposibilite aún más si cabe, su difícil relación.
Acción, suspense y subtramas que ahondan en otros personajes de entregas anteriores, abonando el terreno para sucesivas entregas (dos ya publicadas en E.E.U.U.), de la que los seguidores españoles, tardaremos aún mucho en disfrutar.
Calificación: Sobresaliente.
Sólo para seguidores de la saga. Es imprescindible tener presente todo lo sucedido con anterioridad para disfrutar plenamente de la historia.
Lo mejor: la profundicación en todos los personajes, incluso los secundarios; por fin una entrega donde el mal, está prácticamente presente en todo momento y con él el peligro; la amistad entre Butch y Visihous con ciertas connotaciones homosexuales,l pero tratadas con suma esquisitez.
Lo peor: los tiempos de espera para la publicación en castellano entre libros, que juega en contra del correcto seguimiento y asimilación de todos y cada uno de los personajes y tramas.


Escuchando THE RASMUS "Justify"

17 noviembre 2008

Tu nombre

Últimamente, recupero una afición de la adolescencia cuando me dedicaba a escribir en los separadores del clasificador del instituto frases y canciónes que significaban algo para mí.
Esta es una canción que si bien, ciertamente no pertenece a ningún momento especial de mi vida, cada vez que la escucho, me transporta.
Es del italiano NEK y pertenece a su album "El Año Cero". Espero que os guste (aún no manejo los archivos de audio si alguien me echa una manita, eternamente agradecida).


Me despiertan tus besos al amanecer.
Si te vas mis mañanas se cubren de hiel.
Sólo hay algo mejor pararme a pensar en tí,
recorrerte desnuda de principio a fin.
No hay palabras que expliquen como el corazón
¡Cuánta falta me hace tu risa!, mi amor.
Sin pedirme tú nada, casi sin saber
me das todo en un beso sin miedo a perder.
Me olvidé del ayer en tu cuerpo.
Tu cintura es la curva de un sueño
donde todas las noches la luna me encontrará.


No sé cómo has hecho pero al final
en mi corazón está grabado tu nombre,
tan grande...
Pasa el tiempo y voy queriéndote más.
En toda esta pasión se esconde tu nombre,
tu nombre...


Yo no intento cambiar ni una de tus ideas.
Las respeto y acepto por muy locas que sean.
Eres tan diferente a lo que conocí.
Todo el mundo está solo y yo te tengo a tí.
En tus labios yo pierdo los días,
en tu cuerpo la razón, porque...


No sé como has hecho pero al final
en mi corazón está grabado tu nombre,
tan grande...


Decubro cada muro de esta ciudad
con graffitis que repiten tu nombre,
tu nombre...
No sé cómo has hecho pero al final
en mi corazón está grabado tu nombre,
tan grande...


Pasa el tiempo y voy queriéndote más
en toda esta pasión se esconde tu nombre,
tu nombre...
No sé cómo has hecho pero al final
en mi corazón está grabado tu nombre,
tan grande...
Pasa el tiempo y voy queriéndote más
en toda esta pasión se esconde tu nombre,
tu nombre ...

13 noviembre 2008

Los gritos del pasado

El año pasado llegó a nuestro mercado editorial el primer trabajo de Camilla Läckberg, una auténtica profeta en su tierra escandinava, donde cuenta con varios libros publicados con éxito de crítica y público.
La historia de "La princesa de hielo" se convirtió en todo un fenómeno editorial, con una sorprendente historia que bien podía enmarcarse dentro del género negro actual, y con una psicología de personajes y una trama adictiva, rotunda e innovadora.
Por eso, cuando a principios de este verano salió a la venta su segundo libro aquí en España, "Los gritos del pasado", no tuve mayor reparo en hacerme con él, con el aliciente de que en este nuevo relato, sabríamos la deriva de algunos de los personajes que poblaron su anterior libro.
De nuevo, la población que vio nacer a la autora, es el escenario de otra historia que conmueve los cimientos de la aparentemente tranquila vida de sus habitantes, en una población destino turístico donde se desarrolla otra vuelta de tuerca a su ya inquietante y aterrador primer secreto revelado en "La princesa de hielo". De nuevo una familia arraigada en la región durante generaciones, se verá en el ojo del huracán tras el descubrimiento del cadáver de una joven turista alemana, que aparece junto a los restos de otras dos mujeres desaparecidas en la región veinte años atrás. Lo que inicialmente se presentacomo una desgraciada coincidencia, se convierte en la sospecha de una conexión entre los tres casos y en una carrera contra el tiempo para encontrar al responsable antes de que se vuelva a producir otra muerte.
Si bien la narración mantiene el interés, el ritmo resulta bastante irregular y la historia languidece en lo que fuera su fuerte en el libro anterior, la completa y eficaz tensión de la trama favorecida por la radiografía psicológica de sus personajes.
El desenlace que en "La princesa de hielo" era absolutamente imprevisible, aquí resulta prácticamente "cantado" pese algún intento de giro en la trama que lo dilata pero que no es más que un ardid más propio de una serie televisiva tipo CSI que de la genialidad de la autora.
Así mismo, el personaje de Erika y de su compañero sentimental, el detective Patrick, resultan en algunos momentos aburridos, planos y las extraordinarias segundas tramas como la de la hermana de Erika, Anna, aquí están más de pegote que por necesidad de la historia, interfiriendo y ralentizando la trama principal, que se extiende en más páginas de las que realmente hubiera necesitado.
Lo único que mantiene intacto, siendo de agradecer y echándose de menos una mayor prolongación de los mismos, son los flashbacks de los hechos que acaecieron hace veinte años, donde nos aproximamos a la experiencia trágica y fatal de las desaparecidas, y que amplifican y acusan de modo magistral, al responsable de sus muertes.
Calificación: Bien
Para los amantes del género negro actual. Para todos aquellos que no tuvieron la oportunidad de leer "La princesa de hielo" y descubran así a una autora de grandes recursos por méritos propios.
Lo mejor: Los "flashback"; la denuncia hacia las sectas que subyace en la historia; la parte "pobre" de la familia Hult.
Lo peor: Que pese a todo, no está a la altura con su libro anterior.


Escuchando MUSE "Time is running out"

11 noviembre 2008

Los atormentados

Bajo este desolador título, nos presenta John Connolly una nueva entrega de su personaje Charlie Parker.
En esta ocasión, el inquietante detective recibe el encargo de defender a Rebeca Clay, hija de un psiquiatra desaparecido tras una grave acusación de pederastia, del acoso de un tenebroso personaje, Merrick, atormentado por la desapación de su hija y de la que cree responsable al otrora célebre psiquiatra.
Una vez más, la pluma de Connolly se desenvuelve con soltura entre tramas plagadas de personajes de dudosa reputación, amorales y violentos, con los toques de una revisada novela negra para denunciar, con soberbia maestría sin caer en la innecesaria morbosidad, el abuso infantil.
Retratos de personajes sólidos, profundamente psicológicos y verosímiles, nos acercan sin piedad a un terrible fenómeno social donde nuestra conciencia es golpeada buscando una solución, a todas luces imposible, pero no por ello innecesaria.
Lo único reprochable es quizá lo poco empático que resulta el protagonista en esta ocasión, donde se deja arrastrar por sus demonios internos desechando el apoyo de su compañera en la anterior entrega y arrojando su vida a un abismo de modo inexorable y desesperanzado.
Los amantes de las historias crudas, bien llevadas, y con escrúpulos, apreciaran la grandeza de esta historia no apta para momentos de bajo estado de ánimo.
Calificación: Sobresaliente
Un revulsivo social y un loable ejercicio de acercamiento a un tema, desgraciadamente, de candente actualidad rodeado de tabús.
Lo mejor: Su objetividad; La fuerza de los hechos que narra sin caer en el morbo.
Lo peor: su protagonista, resulta a veces, a diferencia que en su anterior entrega, un tanto pedante.


Escuchando NAJWAJEAN "Drive me"

06 noviembre 2008

Amanecer



Por fin llegó la tan ansiada continuación de la pentalogía de Stephenie Meyer de su saga Crespúsculo, iniciando la trama a partir del punto donde quedó en el anterior libro, Eclipse.

El libro más extenso, con diferencia, de toda la saga, se las prometía complicadas para satisfacer a la horda de seguidores de la historia de amor sobrenatural más seguida de los últimos años, y debía colmar la larga espera con creces. Pues en mi caso al menos, ni una cosa ni la otra. La historia en sí, era previsible que terminase como lo ha hecho visto el público al que está destinado: joven. Pero para todos aquellos que nos enganchamos confiando que este último capítulo ,(pues el libro que cierra la pentología es la versión de los mismos hechos desde la perspectiva de otro de los protagonistas con lo que es este cuarto el que firma el desenlace), diese un giro inesperado, donde imperase más el sentido común sobre el espíritu comercial, nos sentimos traicionados. Con lo increíble que fue su predecesor, "Eclipse" con un epílogo tan contundente protagonizado por Jacob, confiábamos que "Amanecer" seguiría por esos derroteros. Pero nos encontramos sin embargo con un primer libro, (la historia se compone de tres), bajo la perspectiva de Bella que, sinceramente, no engancha y resulta empalagoso hasta le médula. Carente de acción, esquemático y tan, tan plano que de no ser por la confianza ciega que tengo depositada en la autora para enmendar la plana, y que he leido historias peores, hubiera abandonado el libro en algún rincón apartado de la estantería. Afortunadamente, el segundo libro protagonizado por Jacob, bajo el prisma de este personaje, ofrece la parte mejor elaborada, más madura e intensa de todo el relato. En ella encontramos algo de la acción ausente en el primero y un tono irónico, unos títulos de capítulos realmente increíbles y la confirmación de porque, una gran minoría, nos enamoramos de este personaje en el libro anterior y llegamos a desear que prevaleciera su triunfo sobre el obvio, soso e idealizado que ha resultado ser, por desgracia, el que demandaba la mayoría. Aún así, en lo más jugoso de la trama esta cede paso al tercer y último libro protagonizado y guiado de nuevo por nuestra, para mi ya insufrible protagonista, Bella, donde a excepción del enfrentamiento final y poco más, todo se va diluyendo hasta fraguar un pastel imposible de morder sin caer en un inevitable empacho de glucosa, que no hemogoblina, que sería lo que más de uno hubiéramos esperado/deseado.

Así pues, una vez más, las amenazas de los "enemigos" de la historia, se quedan sólo en eso aunque con una tensión más afianzada que en las anteriores entregas, y la excesiva benevolencia de los personajes, (hasta aquellos que tenían algo más de malicia aquí salen absolutamente reconvertidos en almas de la caridad), terminan por lapidar una historia que podía haber sido infinitamente mejor si Stephenie hubiera luchado por exponer abiertamente lo que se intuye, hubieran sido los derroteros reales de la historia.

Eso sí, me consuela el hecho de que igual que ha sucedido con J.K. Rowling y su "Harry Potter", esta saga ha acercado el universo literario a un ávido y numeroso grupo de personas que se inician, aunque sea tardíamente, en el maravilloso placer de la lectura.

Calificación: Bien

Sólo para los seguidores de la saga y fanáticos del "happy ending".

Lo mejor: Su segundo libro, particularmente el alumbramiento del nuevo miembro de la familia Cullen que se convierte en el pasaje más sangriento y "gore" de la saga algo excesivo para el tono diluido del resto de la trama (aunque a mí, particularmente es lo que más me ha gustado); La habilidad de tejer auténtico suspense aunque luego se trate de asistir al resultado de una mala traca en lugar de vislumbrar bellos fuegos artificiales; Una vez más Jacob, salvando lo insalvable y los vampiros rumanos (lástima que no se hayan manifestado por completo); El enfrentamiento final con los Vulturis en el claro nevado.

Lo peor: Su elevado nivel de glucosa para con los Cullen en general y con la pareja Bella-Edward en particular; La total confirmación de que los que habíamos comenzado a odiar el personaje de Bella, ahora, tenemos sobrados motivos y es que esa transformación a lo Barbra Streisand en la película "El espejo tiene dos caras" le ha sentado francamente mal al personaje; una vez más tiene más peso el valor comercial de una obra que su calidad literaria. Una auténtica lástima.



Escuchando REVOLVER "Tiempo pequeño"

05 noviembre 2008

La trilogía de la niebla







Puestos a retomar un poco la escasa vida de este rincón, que mejor modo de hacerlo que de la mano del autor español al que me he rendido totalmente y que no es otro que el inmenso Carlos Ruíz Zafón.

En esta ocasión, lo hago presentando el libro que comprende sus tres primeras novelas: "El príncipe de la niebla", "El club de la medianoche" y "Las luces de septiembre", editadas en un único volumen con el título de "La trilogía de la niebla".

Tratándose de sus primeros escritos, orientados inicialmente a un público juvenil, uno podría pensar que existe un gran diferencia con el autor que se consagró con "La sombra del viento" y reivindico el espacio que le correspondía por derecho con "El juego del ángel". Pero no es tal. O al menos, para los apasionados de su prosa, encontramos con satisfacción, si como en mi caso los leemos por primera vez tras los anteriores, que ya en ellos se perfila la esencia oscura, turbadora y cautivadora que tan maravillosamente ha desplegado en su último trabajo. De hecho, existen personajes y puntos en común con sus posteriores obras, aquí quizá más breves pero igualmente intensos, tanto, que saben a poco. Si bien las tres son distintas, tienen como nexo de unión ese elemento fantástico que escapa a la realidad confundiéndola con la fantasía, sin perder por ello el mensaje secreto oculto en cada historia, tan certero como ácido, como la vida misma.

Lo cierto es que hacia mucho tiempo que no disfrutaba tantísimo con unas historias tan bien construídas, tan dramáticas y al mismo tiempo, con ese punto de ternura que siempre alberga la esperanza.

De forzosa lectura para los amantes de las buenas historias. Decidirse por una de las tres, es difícil, todas tienen su encanto aunque, sin duda, la más lograda para mí, es "El club de la medianoche".

Calificación: Sobresaliente. Imprescindible en cualquier amante de los buenos libros.

Lo mejor: Su desbordante imaginación con poder para equilibrarla y hacerla compatible con la más oscura realidad.

Lo peor: Que saben a poco.

Escuchando TRAVIS "Side"

04 noviembre 2008

¿Qué soy yo para tí?



quí regreso, de nuevo, tras un largo paréntesis.
Necesitaba respirar, aclararme y, aún sin haberlo conseguido, he decidido regresar.
Porque en mi mente está la letra de una canción que no deja de sonar desde que la escuché por casualidad.
No sé si soy yo la que pregunta o quizá eres tú el que busca la respuesta.
Mírame a los ojos y lo sabrás.






Hombres G
"Qué soy yo para tí"

Para mí tú eres el mar
Eres la única verdad
Mi razón para continuar
El motivo de vivir
Planeando sobre ti
El alivio de mi soledad

Para mí tú eres el centro
De mi pequeño universo
Para mí tú eres la lluvia
Resbalando sobre mí
Y la luna que quiero sentir
Las palabras sin decir
Las canciones sin cantar
Y un millón de puertas por abrir
Sino quieres no tienes que responder
Pero quisiera saber.

¿Qué soy yo para ti?otra noche sin dormir
Una escena de amor o siempre un último adiós
¿Qué soy yo para ti? dime que va a ser de mí
Volveré a abrazarte así, dímelo
¿Qué soy yo para ti?

Para mí tú eres el sol
Que inundó mi corazón
El camino de mi salvación
Para mí tocar tu pelo
Es como estar en el cielo
Entre tu luz azul y tu calor

Sino quieres no tienes que responder
Pero quisiera saber.
Dime si estarás aquí mañana junto a mí
Si vas a quererme como yo te quiero a ti

¿Qué soy yo para ti? otra noche sin dormir
Una escena de amor o siempre un último adiós¿
Qué soy yo para ti? dime que va a ser de mí
Volveré a abrazarte así, dímelo
¿Qué soy yo para ti?

Para mí tú eres mi hogar
Donde yo quiero llegar
Abrazarme a ti para dormir
Ahora dime sin pensar si este amor es de verdad
Dime, ¿qué soy para ti?