26 abril 2007

La muerte de Venus

Con este título, Care Santos se ha alzado como finalista del premio primavera 2007, para mí, uno de los de mayor calidad literaria que hay actualmente entre los que tienen mayor repercusión.
Con una trama más propia de un autor británico, por aquello de involucrar como elemento principal de la narración a un espíritu, la autora compone una relato esquisito, bien estructurado, sin adornos y teniendo en cuenta la sagacidad del lector sin recurrir a absurdas y aburridas reiteraciones.
"La muerte de Venus" es la historia de Mónica y Javier, una pareja que vive de alquiler y ante la llegada de su primer hijo se trasladan a una casa herencia de la familia de ella. Pero en su nueva vida no cuentan con el alma en pena que habita la casa desde hace 2000 años, Iulia Pomponia, intentando comunicarse con sus múltiples moradores anteriores para que den fin a su tormento. Hasta aquí podría ser el argumento típico plagado de tópicos propios de este tipo de relatos, pero Care Santos le confiere un toque terrenal y cercano, mezclando para ello con acierto, problemas más cercanos al lector, como la situación personal de Javier anterior a su relación con Mónica, la de un padre separado, con hijos que afronta una nueva paternidad con su actual compañera, chocando contra el orgullo herido de su exmujer que le pondrá mil y un impedimentos para ver a sus hijos.
Otro acierto, es la inmersión en la época en que vivió el espíritu, excelentemente documentada, para darnos a conocer su historia hasta hacerla converger en el presente.
Un relato cercano, fluído, creíble, sorprendente, donde, por encima de todo, prevalece el homenaje que la autora hace a su tierra, al arraigo, mediante todos y cada uno de sus personajes.
Para todos los que gustan de ver más allá.
Calificación: Sobresaliente
Lo mejor: su estructura; La historia de Iulia Pomponia; la complicidad que surge entre Mónica y Román; el golpe de efecto de la muerte del parapsicólogo Xart.
Lo peor: Desconocer por completo la completísima trayectoria anterior de esta notable autora, error que pienso remediar en breve.

Escuchando MIGUEL BOSE "Si te dicen que caí"

20 abril 2007

Este rincón cumple dos años de vida

Parece mentira pero ya han pasado dos años desde que comencé esta aventura virtual . Muchas cosas han cambiado desde entonces, hecho que se ha puesto de manifiesto en los múltiples cambios de diseño que ha sufrido la págida desde entonces, hasta ahora, 7 con el actual, que por corresponder a este mágico número, se mantendrá. No en vano, es también mi número de la suerte.
La página ha ido evolucionando hasta ir cobrando su contenido actual manteniéndose siempre fiel a la esencia de mi misma: mi pasión por la escritura. Relatos, poesías hasta la novela que actualmente estoy escribiendo , han dado rienda a mis sueños de ver impresas mis palabras, aunque sea de una forma tan frágil como la pantalla de un ordenador, pero me queda la satisfacción de haber tocado unos cuantos corazones, haber provocado en definitiva, una reacción en aquel que se ha asomado a ellas.
Mi incapacidad para mantenerme frente a la pantalla más tiempo, más propia de una etapa de mi vida ya cerrada, me ha permitido conocer mucha gente que, a falta de otra conexión, inevitablemente ha pasado de largo y otra que siempre estará ahí, a pesar de los silencios mutuos, a pesar del escaso intercambio de palabras, a pesar de la distancia.
Para tod@s ellos y los que vendrán, daros las gracias por estos veinticuatro meses de comprensión, de atención y paciencia. Pero seguro que comprendéis, que más allá de esta red, existe un amplio mar de vida que requiere toda nuestra pericia para navegarlo. Yo volveré siempre a este puerto, aunque no pueda prometeros cuando.
Os regalo una canción que últimamente me acompaña a todas horas. Cada vez que la escuchéis, acordaros de este refugio, en el que depositaré los post a modo de souvenirs para que no olvidéis que sigo aquí.


NELLY FURTADO "All the things good (comes to the end)
P.S. Me falla el maldito youtube así que para verlo, pinchar sobre esta dirección.



17 abril 2007

Visionarios

staba leyendo un post relativo al aniversario del hundimiento del Titanic, cuando me he topado con un curioso enlace dentro de uno de los comentarios al mismo, que me ha llevado a conocer una historia relacionada con el célebre "Insumergible" en base a un relato, escrito 14 años antes del hundimiento del lujoso buque, de manos de un desconocido autor americano: Morgan Robertson.
El artículo que narra la capacidad visionaria de este escritor accidental, cuya vida había transcurrido hasta entonces en el mar, lo podéis leer en El Nuevo Cojo.
También este autor es conocido por haber escrito una novela que era premonitoria del ataque Japonés a Pearl Harbor.
El más celebre caso de autor que en su obra se adelantaba a su tiempo, mostrando hechos y circunstancias que cobraron forma real con el transcurrir de los años, es el de Julio Verne. ¿Conocéis vosotr@s alguno? ¿Lo queréis compartir conmigo?

Escuchando FLEETWOOD MAC "In the back of my mind"

16 abril 2007

Todo bajo el cielo

Bajo tan insigne título, uno alberga la esperanza de encontrar un bella historia que viene avalada con un singular número de ventas. Claro que teniendo en cuenta que su autora es Matilde Asensi, uno puede dudar de conseguir tal objetivo y tras su lectura, obligada de alguna forma por ser un libro que alguien muy querido me ha regalado, se confirma el fiasco. He de confesar que ya tenía una idea preconcebida, nada favorable de la autora de "El último catón" pero es que lo de este libro raya en la tomadura de pelo. Bien pudiera venderse como un libro juvenil, porque la fuerza dramática, si es que en algún momento la tiene, es propia para un lector joven, sencilla hasta lo tópico, con unos personajes típicos de comedia de Arniches, unas situaciones nada creíbles y un desarrollo lento y prolongado hasta el hartazgo, con un final propio de cuento de hadas. Un quiero y no puedo literario.
La historia es simple: mujer madura de principios del s. xx acomodada y con un matrimonio del que sólo queda la palabra que lo define, queda viuda y hereda las propiedades que su difunto tiene en Japón que se ven convertidas en deudas por la disoluta vida de este en la región de Sanghai. Pero el motivo real de la muerte es la búsqueda del "cofre de los 100 tesoros" que supuestamente obraba en poder del difunto y que esconde, nada más y nada menos que la ubicación del mausoleo secreto de la primera dinastía Qi (ahí es nada). Por obra y gracia de la autora, la protagonista lo encuentra y cuenta con la ayuda de un anticuario, con "ocultos" motivos para acompañarla en la búsqueda, amén de una sobrina por la que sufre una total antipatía, a los que se une un joven de los suburbios. Viajes por aquí, viajes por allá, teorías del ying y el yang, taichi y mucha grandilocuencia hasta llegar al único pasaje de la novela, el descubrimiento del mausoleo, que parece la descripción de una aventura de Indiana Jones, pero que al menos resulta menos muermo que el resto.
Totalmente olvidable.
Calificación: Muy deficiente
Lo mejor: la parte del descubrimiento del mausoleo, pese a la fantástica forma de resolver en menos de una página según que acertijos para continuar avanzando hasta llegar a él.
Lo peor: Que sea uno de los libros más vendidos del país pese a su ínfima calidad literaria.

Escuchando FLEETWOOD MAC "Hard Feelings"

12 abril 2007

¿Y ahora qué?

Imagen: oscuroabismo

En mayo se cumplirá un año de la intervencion de AFINSA y FORUM. Muchos ya se habían olvidado del tema o lo habían desterrado al cajón desastre de noticias excepto los que, como yo, nos hemos visto perjudicados. Hoy de nuevo salta con fuerza a la palestra, para que un montón de desinformados nos pongan de nuevo "el gorro de capirote" por tontos. Pero... ¿realmente somos tan tontos o es que hay mucho listo por ahí?. De ser ciertas estas últimas afirmaciones, el Estado tendrá que dar muchas explicaciones. Porque, sí, todos sabemos que una investigación de irregularidades es, administrativamente hablando, lenta y laboriosa pero durante 25 años que llevaba AFINSA operando en España, avalada por campañas en distintos medios de comunicación, importantes personalidades de la vida social y política del país, y por el mercado extranjero... ¿es que nadie sospechó nada? ¿eran/son todos ellos unos tremendos descerebrados? ¿o es que la gallina de los huevos de oro fue explotada hasta que dejó de poner para todos y entre todos la mataron y ella sóla se murió?.

Lo único que sé, en lo que a mi respecta, es que ahorré con mucho esfuerzo una cantidad de dinero y familiares míos depositaron el dinero de toda una vida de trabajo, o el dinero de su futuro en una entidad avalada por un prestigio entre "expertos" que en ningún momento, (antes de la intervención estamos hablando, que después salieron a patadas), para advertirnos; que la única manera de que sospechásemos que algo íba mal sería en el retraso de los "intereses" que esas cantidades depositadas producían y eso en ningún caso se produjo; Que siempre fuimos libres de cancelar distintos contratos y retomarlos, incluso al cabo de años, sin interminables trámites como los que habitualmente utilizan diversas compañías de telefonía y/o televisión o servicios por lo que AFINSA, como empresa, mereció nuestra confianza. Y ahora, somos los tontos del pueblo por creer que daban "duros a pesetas". Pues no, señores, no eran duros a pesetas. Era algo más de lo que cualquier entidad bancaria ofrecía pero no te hacía millonario. Al menos no a los clientes, porque a los jefes de esta empresa, parece que les cundía mucho más y puede que en esos excesos, y no en otros aspectos o al menos en su totalidad, radique la inexplicable inexistencia de fondos actual para pagarnos.

Hace un año, nos asociamos a una de las muchas plataformas que se ofrecieron a llevar la reclamación. Por representarnos, nos exigieron 45 euros por beneficiario de contrato. Los únicos gastos que ha habido en este período, no han sido para esta plataforma, que simplemente se ha limitado a recibir la información depositada y dos cartas que en total les han supuesto 1,00 euro de gasto. Ahora, nos proponen demandar al Estado para lo que necesitan nuevamente otra aportación de 45 euros por beneficiario de contrato. Y si esto llega a resolverse... ¿imagináis a tenor de la información publicada hoy lo que percibiré? Pues no creo que llegué ni para cubrir los 0,30 cts. que cuesta enviar una carta por correo. Y para poder recibir "ese dinero", habre pagado (al menos hasta ahora) 180,00 euros a una plataforma que lo único que está haciendo es llevarse su parte del pastel. Definitivamente, si, soy tonta... por confiar en la justicia.

Escuchando MIGUEL BOSÉ & RAFA SÁNCHEZ "Manos vacías"

Sigo aquí

Sí, vale. Que la Semana Santa ya ha finalizado y yo no daba señales de vida pero es que un terrible constipado me tiene secuestrada y así, no hay quien piense con claridad.
Gracias a tod@s los que me desearon lo mejor para esos días de descanso (sic) ya olvidados que, como era previsible, pasé en casa y... ¡menos mal! porque vaya tiempecito. Si la familia al completo estamos griposa sin viajar, no quiero pensar que hubiera sido de haber ido a la playa. Hay un montón de temas por comentar, alguna reseña bibliográfica que poner pero por hoy, me vais a disculpar que no escriba más.
Deseo que vosotr@s sí los hayáis disfrutado y que vuestra salud sea mejor.



Escuchando NATASHA BEDINGFIELD "Unwritten"