23 abril 2009

Hacia la Luz

Que mejor manera de celebrar el día del libro, Sant Jordi en Cataluña, que con el último libro de una autora catalana que me encanta y cuyo anterior trabajo ya me dejó grátamente sorprendida: Care Santos.
Con "Hacia la Luz" vuelve a poner de manifiesto su amplia capacidad para mantener una trama con tensión desde la primera a la última página, con personajes sólidos, bien definidos, verosímiles y ahondando en las motivaciones oscuras que tienen algunas personas para ejecutar los actos más depravados cargandose de razones a todas luces amorales y carentes de ética.
De nuevo, la historia la protagoniza una mujer con una fuerza arrolladora, Miren, que si bien tiene un curriculum profesional intachable, tiene una vida personal un tanto caótica. Cuando se le presenta la oportunidad de trabajar como gerente del Centro Neurológico Feble para Ángel Febles, un prestigioso neurólogo especializado en tanatología, no duda en abandonar su pasado y afrontar un futuro en principio prometedor, que pronto descubrirá se cimienta sobre actividades oscuras y encubiertas, como prueban las denuncias que le lega su antecesor en el puesto y las que comenzará a recibir de forma torrencial tras su llegada, con acusaciones sobre la mala praxis de esa eminencia científica cuyo Insituto Neurológico lleva su nombre. Incrédula en un principio, pero desbordada por los acontecimientos y sus propias sospechas a las que intentan poner coto, comprenderá que hay algo más allá que la fachada de una entidad que se erige como preservadora de los derechos de los enfermos terminales en ella ingresados.
Una vez más, Care Santos dota a los muertos de la conciencia aletargada de sus persoanjes vivos, construyendo un relato inquietante, por momentos angustioso y paranormal hasta convertirlo en una realidad dolorosa a la que hay que poner fin de un modo u otro.
Su vigoroso arranque, una experiencia entre la vida y la muerte de una paciente, nos abre las puertas al debate que de distinto modo protagonizan todos y cada uno de los personajes, haciéndonos partícipes de forma objetiva, de lo bueno y lo malo a lo que puede conducir esa situación tan realista. Así mismo resulta eficaz la referencia a la eutanasia y sus alternativas, dando cabida a todas las expresiones sociales a la misma tanto la de la aceptación, como la del rechazo.
Un interesante ejercicio de concienciación, que no deja indiferente a nadie.
Calificación: Sobresaliente.
Una autora que junto a Carlos Ruíz Zafón, para mí, es de lo mejor que tiene nuestra narrativa actual.
Lo mejor: Su ritmo que hace difícil abandonar su lectura a voluntad pidiendo a gritos que se haga de un tirón; Su intensidad; Sus personajes.
Lo peor: Que por su temática, alguien rechace su lectura.


Escuchando THE FRAY "You find me"

08 abril 2009

El juego del ahorcado

Creo que no es nuevo que os diga que antes de ver en cine una película que ésta está basada en una novela, soy partidaria de una lectura previa. De esta forma, puedo juzgar a posteriori si el "film" es fiel a la idea del libro o si por el contrario, y como por desgracia es tan frecuente, una libre adaptación.
Por ello me hice con la primera novela de Inma Turbau "El juego del ahorcado" de la que tuve conocimiento por su adaptación cinematográfica de mano de Manuel Gómez Pereira, un director que a mi particularmente me encanta, y protagonizada por una actriz que aunque joven, tiene bajo mi punto de vista toda mi bendición por su buen hacer: Clara Lago. (Del intérprete masculino, lo siento, no tengo referencias).
La novela es breve pero intensa, y ambientada en muchísimos puntos comunes para todos aquellos que vivimos la generación de los 80 a los que muchos pasajes de la misma, nos traerán a la memoria detalles, circunstacias, música y momentos que muchos, yo misma incluída, renunciamos a dejar atrás.
La historia es contada en primera persona por Sandra, su protagonista, desde la distancia que dan los años adultos de esa incosciencia adolescente que nos lleva a cometer auténticas locuras de las que de haber sabido las consecuencias o si hubieramos actuado bajo un signo de prudencia, no marcarían el resto de nuetros días. El detonante para activar este recuerdo es la noticia de la muerte de David, la persona que compartío aquella etapa con Sandra y la certeza de que un oscuro secreto del pasado que ambos compartieron, es el responsable del trágico final del que fuera su amigo primero y novio después.
No quiero desgranar más detalles para que le hinquéis el diente a esta deliciosa manzana cargada de veneno, culpa, remordimiento y tanto dolor, en la que Sandra nos hace partícipes de los hechos que desencadenaron hasta la noticia que recibe y con la que intentará, de una vez por todas, cerrar el capítulo más amargo y doloroso de su vida.
Un escrito valiente, directo, agresivo ,en el que uno queda atrapado sin remedio y que nos convierte en cómplices de una historia que desde el principio se nos anuncia como una tragedia griega.
Calificación: Sobresaliente. Altamente recomendable para todos aquellos que quieran buzear en la psique femenina.
Lo mejor: Su osadía, la fuerza de su protagonista, el desarrollo, la transición verosímil de la Sandra adulta con la adolescente.
Lo peor: Que a cualquiera le puede pasar.


Escuchando MELENDI "Por amarte tanto"