23 diciembre 2015

Muerte tras las cámaras

Siempre resulta una experiencia fascinante sumergirse en el nuevo trabajo de un autor que nos gusta.
En este caso lo hice de la mano de Alicia G. García y su nuevo trabajo editado "Muerte tras las cámaras".
La autora de, entre otras, la maravillosa "Buenos días" , nos trae en esta ocasión una historia con tintes de novela negra.

Una cadena de televisión está emitiendo con gran éxito de audiencia, un programa de telerealidad, "La cárcel", en el que se ha invertido un gran presupuesto tanto personal como económico, donde todo se encuentra controlado al milímetro a fin de garantizar la inversión tanto de anunciantes como productores.
Cuando una de las participantes aparece asesinada, la labor de investigación se encontrará no sólo con las trabas habituales en este tipo de casos sino además con las exigentes condiciones de la cadena. ¿Primará la búsqueda de la verdad o los intereses económicos?.

Con este interesante planteamiento arranca una narración ágil donde, más que la búsqueda del asesino, lo que disecciona la autora es la cuestionable ética de una sociedad vendida completamente a la imagen y el dinero, al todo vale porque todo tiene un precio.
Como contrapunto un equipo de investigación con experiencia, decidido a buscar a los responsables a pesar de todas las limitaciones que encuentran a su paso.
Y dando contenido a todo ello unos personajes librando sus propias batallas personales, enfrentando y afrontando las consecuencias de todas y cada una de sus decisiones.
Especialmente intensa una historia que se intercala hacia la mitad de la narración y que bien podría ser en sí misma, un libro completo aparte, en apenas unas pocas páginas que ocupa, por su extraordinario desarrollo y fuerza dramática. Al principio resulta chocante pues es algo ajeno al resto del conjunto, como una pieza de un puzzle distinto, pero a medida que vamos llegando al desenlace, intuimos su importancia y el demoledor impacto que tendrá sobre algunos personajes.

Calificación: Notable.
Un eficaz ejercicio de denuncia sin renunciar a una trama eficaz y bien construida.

Lo mejor: La vertiginosa velocidad con que nos mete en la historia; la creíble naturalidad con que se consolida la historia personal entre el jefe de la investigación y la ayudante de dirección del programa; la espeluznante historia colombiana que protagoniza Mara.

Lo peor: Que funciona infinitamente mejor como drama que como novela negra propiamente dicha.

17 diciembre 2015

La hija del dragón

Pertenecer a un club de lectura tiene, entre otras ventajas, estar al cabo de todas las novedades literarias y resultados de concursos por más novedosos que estos sean, especialmente cuando la ganadora es una de sus miembros.

Este es el caso de Myrian Millán ganadora del concurso de autores indies 2015 organizado por Amazon con esta novela, "La hija del dragón".

Un feroz thriller dividido en dos tramas paralelas: Por una lado, la investigación de unos asesinatos múltiples de chicas jóvenes apuntan hacia algún tipo de organización sectaria que practica en ellas un ritual con origen en civilizaciones antiguas.
Por otro, la historia de Erzébet Bhatory, más conocida como la condesa sangrienta,  noble húngara del s. XVI,por ser la responsable de la muerte de más de 300 jóvenes de la época, tanto nobles como plebeyas, en cuya sangre se bañaba buscando la inmortalidad.
A medida que avanza la investigación, el responsable de la misma, el doctor Emanuel Mason, encontrará un nexo de unión que une ambas tramas y puede ofrecerle la solución al caso de los rituales.
Sin embargo, no lo tendrá fácil. Una antigua conocida, del único caso sin resolver del investigador, está implicada lo que indica que altas personalidades están envueltas y no dudarán en obstaculizar, por cualquier medio, la labor de búsqueda.

Un encomiable trabajo de documentación apoya la parte histórica de la novela, que avanza a un ritmo trepidante hasta un final tan esperado como temido.
Personajes potentes especialmente el de Natalia y la reconstrucción portentosa de Erzébet y su pupila forzosa Anna.
Un relato duro, plagado de crueles pasajes que aportan una dramática verdad a la narración no apto para cualquier lector porque puede herir la sensibilidad por la minuciosa drescripción del sadismo de los ritos.

Calificación: Notable.
Un ejercicio de historia bien novelado, ágil, inteligente y demoledor.

Lo mejor: Los personajes femeninos, todos y cada uno de ellos; toda la historia ambientada en la vida de Erzébet; la inteligencia que destila; su trabajo de documentación.

Lo peor: el personaje del investigador queda un poco cojo para aquellos que nos acercamos a él por primera vez sin haber leído los antecedentes a esta historia que están en el libro "Décima docta".

19 noviembre 2015

Khimera

De la mano de uno de los autores más sorprendentes que he tenido la suerte de descubrir este año, César Pérez Gellida, me he adentrado nuevamente en la novela de ficción  a través de su último libro "Khimera".

Como siempre que me sucede cuando me acerco a este género, lo hago con la mente abierta, ansiosa por descubrir que visión del mundo me ofrecerá el autor, cuánto de verdad hay bajo la capa vestida de ficción, y, sobre todo, para descubrir qué mensaje, qué advertencia subyace como conclusión. En ese sentido, "Khimera" cumple punto por punto todas y cada una de mis espectativas.

Ambientada en un futuro no muy lejano, año 2054, nos muestra un nuevo orden mundial donde la especie humana ha aprendido a convivir con una nueva división territorial y una estrategia política alejada de lo conocido, tras la casi devastación total del planeta y que a punto ha estado de extinguir nuestra especie, en favor de un mundo  prácticamente controlado por la inteligencia artificial.
La semilla de esta idea sin embargo, no es sino una distorsión del proyecto inicial "Khimera", concebido unas décadas atrás y que tras fracasar quedó en el olvido.
Cuando se descubre que algo sobrevivió a aquel proyecto, comienza la búsqueda para destruirlo por parte de quienes ven peligrar su actual estado de bienestar pero también por aquellos que, contrarios al sistema impuesto, buscan  las respuestas y el apoyo que necesitan para devolver al mundo un futuro más real.

Dividida en cuatro partes, brilla portentoso su preludio, inspirado en un cuento popular ruso, que reviste de mágica y épica aventura el arranque de la historia.
Entrados en su primera parte, resulta un poco apabullante y confuso orientarse dentro de la magnifica composición del tablero del mundo donde acontece la narración. Gellida nos sitúa en la realidad politico geográfica en que suceden los hechos, consecuencia de muchas acciones y conflictos bélicos que tienen su origen en nuestra historia reciente e incluso actual. Si bien necesaria, resulta en ocasiones excesiva al menos para el lector profano.
A mi, concretamente, me ha parecido como si un catedrático de matemáticas me diese una clase magistral sobre la complejidad del número Pí. Me fascina el entusiasmo con el que me lo cuentan, admiro la mente privilegiada del que lo entiende pero yo... me pierdo. Me sobra y basta con saber que Pí es lo mismo que decir 3,1416. Y de eso adolece mucho esta primera parte. Uno necesita ubicarse constantemente cuando podría haberse aligerado un poquito. Es necesario conocer el escenario donde se nos va a presentar la trama pero resulta muchísimo más eficaz cuando, dentro de cada división territorial por fin se nos presentan los personajes que la identifican. A partir de ese momento, uno consigue conectar con la historia y todo se acelera.
En su segunda parte comienza el "Rock & roll". Nos adentramos guiados por cada uno de los personajes encada una de las partes que conforman el conflicto hasta que convergen en el punto común a todas ellas: la búsqueda del bogatyr, la esencia misma que sobrevivió al proyecto "Khimera".
Un ritmo trepidante, una fácil empatización con todos y cada uno de los personajes y ecos del personaje con el que se dio a conocer Gellida en su Trilogía Versos, canciones y trocitos de carne: Augusto Ledesma, en la forma de actuar de uno de los personajes de "Khimera".
La tercera parte es sin duda la que fluye con más agilidad, la que nos acelera el corazón, la que nos angustia. Donde todo cobra una velocidad infernal pre climax.
Su última parte es la de revelación, la de tirar del pespunte para que quede la costura perfecta y primorosa del sastre que la ha tejido con mimo e inteligencia.
Todo encaja a la perfección y sin embargo, nos quedamos con la boca abierta, admirados, porque nada es como creíamos ni todos quien creíamos que eran.
Y eso sólo lo hacen los grandes y César, lo es.

Calificación: Notable.
Para amantes de  la ficción futurista con tintes apocalípticos que deseen asormarse al peor de los futuros posibles.

Lo mejor: Su preludio; la formación de las distintas expediciones y su evolución; la sorprendente revelación de la identidad de Rusalka; la tensión del asedio al último bastión Khimera; el mensaje de esperanza que pese a todo, brilla al final.

Lo peor: Una primera parte densa en información; saber que el traidor de la expedición es uno de los personajes con los que uno simpatiza desde el principio.

03 noviembre 2015

Medio mundo

Regresar a los mundos creados por Joe Abercrombie, siempre es un placer.
En "Medio mundo", continuamos con la trilogía de El mar Quebrado iniciada con "Medio Rey" y editada una vez más por Fantacsy. Una nueva trama temporalmente situada tras los acontecimientos del primer libro, con lo que el reencuentro con anteriores personajes nos revelará algunas sorpresas, especialmente en el caso del padre Yarvi, que envuelven a los nuevos dotándolos de entidad, sentido y fuerza como sólo un gran contador de historias, y Abercrombie lo és, puede hacer.

En esta ocasión, acompañamos a una protagonista femenina, Espina Bathu, una joven gettlandesa con dotes para la lucha, que aspira a convertirse en guerrera pese a las dificultades que entraña aventurarse en un mundo netamente creado por y para los hombres, donde sufre el rechazo y las humillaciones de estos así como de las mujeres, entre ellas su propia madre, por no asumir los roles establecidos socialmente para ella.
Un desgraciado accidente en el cuadrado de entrenamiento frustrará sus sueños y la convertirá en asesina a ojos de todos, siendo condenada a muerte.
Sin embargo, la inesperada intervención del padre Yarvi conmutará la pena capital por una expedición suicida a lo largo de medio mundo en busca de aliados para luchar contra la tiranía del Alto Rey. Un viaje que transformará a Espina y a todos los que se embarcan con ella y establecerá el futuro inmediato de todos los habitantes del mar Quebrado.

Como es habitual en todas sus narraciones, Abercrombie dota a sus personajes femeninos de una extraordinaria fuerza, determinación, inteligencia y capacidad de superación que no es sino una exhortación a la no discriminación por su condición de supuesto sexo débil. Así mismo, enarbola la bandera de la astucia y la estrategia frente a la fuerza, a la que sólo se debe acudir como último recurso.
Aumenta en esta ocasión el tono de la narración, más adulto, pero sin llegar a lo explícito de su extraordinaria trilogía  "La primera ley", no en vano "El mar Quebrado" es una trilogía destinada principalmente al público juvenil, 
Extraordinarias escenas de combate con descripciones muy cinematográficas, un ritmo trepidante y unos personajes bien definidos, con intraconflictos muy bien expuestos y más humor que en su predecesora.
Se va hacer largo esperar a enero, cuando está previsto que se edite en España la última entrega que cierra la historia: "Media Guerra".

Calificación: Sobresaliente.
Estamos antes uno de los grandes baluartes de la narrativa fantástica con capacidad para sorprendernos, maravillarnos y divertirnos a partes iguales por muchos, muchos años.

Lo mejor: Todos y cada uno de sus personajes pero especialmente la fuerza de Espina y Laithlin; Las luchas; las estrategias del padre Yarvi; el épico viaje en busca de aliados contra el Alto Rey.

Lo peor: Como ya ocurriera con el primer libro, se vuelve a utilizar un adjetivo inexistente incluso en su forma femenina que a mi, personalmente, me rechina: astucioso cuando el apropiado seria astuto.

14 octubre 2015

Cosummatum Est: Versos, canciones y trocitos de carne (III)

Si hay algo grato en una buena experiencia gastronómica, a parte de que la comida te la sirven y uno no tiene que cocinarla, para variar, es ir degustando todos y cada uno de los platos, su elaboración, su sabor y dejar sorprenderse al paladar con cada nuevo bocado saciando, ya no sólo el alma, sino el espíritu.
Si además cuando llegan los postres, estos no sólo están a la altura del resto de manjares sino muy por encima, elevando la experiencia al grado máximo, ese deleite se graba a fuego en nuestra memoria como experiencia digna de volver a repetirse.

"Consummatum est" es, sin lugar a dudas, ese postre, ese broche extraordinario de la trilogía del indiscutible heredero del género negro español: César Pérez Gellida.  Como aval y garante, le prologa el más grande en estas lides : Lorenzo Silva. Ahí es nada.

Tras los acontecimientos que cerraron "Dies irae", el libro abre la acción en la lejana Islandia  donde Augusto Ledesma ha acudido para vengarse de la persona que traicionó a Orestes. Inicia así una escalada de crímenes sin tregua por toda la geografía europea donde, la evolución de su conducta sociópata, ya no precisa de una víctima de un determinado extracto social a la altura de su inteligencia sino de cualquiera que pueda satisfacer el placer que le otorga provocar la muerte para inspirar su obra. 
A su búsqueda, se incorpora Ólafur Olafsen, comisario islandés en horas bajas que se toma como algo personal los asesinatos cometidos en su tranquilo país.
Una de las víctimas resulta ser hija de un embajador que ordenará que la investigación sea llevada a cabo por la INTERPOL y dirigida por el jefe de la Unidad de de búsqueda Internacional de Prófugos, Robert J. Michelson, viejo amigo del padre de Erika y que solicitará la intervención de todos los que, hasta ese momento, han trabajado en el caso: Ramiro Sancho, Grazia Galo, Ólafur y Erika en calidad de psicóloga. Juntos, intentarán estrechar el círculo en torno a un asesino que no sólo se ha llevado por delante a personas sino sus vidas personales en su intento por frenarle.
La obra casi está finalizada. ¿Podrá Augusto concluírla y conseguir la inmortalidad que busca? . ¿Podrá Ramiro Sancho cerrar este escabroso capítulo de su vida y conseguir paz?

Rozando casi las 700 páginas, nos embarcamos en el trepidante desenlace de una trilogía que, lejos de perder fuelle, alcanza en esta tercera entrega final su  ritmo más eficaz, aún mayor que en el de sus predecesoras, motivado por sucesos que, sin tregua, se van desencadenando capítulo a capítulo, guardándonos además una sorpresa inesperada en relación con uno de los personajes de la segunda entrega y que tuvo una estrecha relación con Augusto.
Una persecución vigorosa donde los contrincantes miden sus fuerzas como iguales hasta culminar en una de las mejor descritas, literariamente, persecución policial que nos deja angustiados y sin aliento y que sentimos en nuestras carnes como propia.
Y como guinda, el duelo, anhelado, deseado y al mismo tiempo temido que concluye dejándonos el sabor inolvidable de una HISTORIA con mayúsculas.

Calificación: Sobresaliente.
Toda una clase magistral de narrativa policiaca audaz, ágil e inteligente.

Lo mejor: La profundicación en el universo de Augusto Ledesma; el extraordinario desarrollo de los nuevos personajes que encajan a la perfección en el entramado tejido por los que nos han acompañado desde el principio; el seguimiento/persecución de Augusto en Valladolid en una versión perversa del gato y el ratón.

Lo peor: Tal y como el propio autor comenta en su nota final, el desarrollo judicial del caso, tan lejano de la idea de justicia que todos tenemos y tan tristemente real.

29 septiembre 2015

Dies Irae: Versos, canciones y trocitos de carne (II)

Tras acabar la extraordinaria "Memento mori" con la que el vallisoletano César Pérez Gellida inició esta trilogía, abrí con avidez las primeras páginas de su continuación, "Dies irae".
Quería saber más, necesitaba continuar el viaje a los infiernos que inician en el todos y cada uno de sus protagonistas y sobre todo, saber cómo conseguiría Augusto Ledesma seguir su estela de horror y hasta qué punto mantendría su interés como para no sólo seguirlo en sus casi seiscientas páginas sino en un tercer volúmen.

Con cara de circunstancias, lo confieso, me quedé tras leer el prólogo del periodísta Jon Sistiaga que introduce esta segunda parte.
Si, está bien escrito.
Sí, habla de algo tremendo que él ha vivido y contado en primera persona.
Pero "Dies Irae", no es una narración bélica ni un ensayo sobre la guerra.. 
Por más que algunos personajes y situaciones se localicen en el conflicto de los Balcanes,.
Es una historia con muchas intrahistorias, repleta de matices, multióptica y una vez más, capaz de dar una nueva vuelta de tuerca sobre sí misma reinventándose como el propio asesino que la protagoniza.

Tras verse obligado a aceptar el cierre del caso de los asesinatos múltiples de Valladolid con un falso culpable impuesto por las concluyentes pruebas contra él que el auténtico autor material preparó, Ramiro Sancho decide tomarse un respiro en su carrerra para asimilarlo, así como la traición incompresible del que fuera su mayor apoyo en la investigación.
Cuando comienza la búsqueda de Armando Lopategui para exigirle respuestas, este no sólo estará dispuesto a dárselas sino que le confesará que en realidad, a la persona que el quiere ver entre rejas sigue con vida y ha vuelto a actuar.
Augusto Ledesma, el asesiono sociópata de Valladolid, ha viajado a Trieste para continuar con su obra de horror y sangre.

Tras superar el escollo del prólogo y un primer capítulo que, a priori, nada nos aporta, entramos de lleno en la acción con el relato de una ejecución despiadada cuyo verdugo no es el que creíamos.
De ahí en adelante, sucumbimos al buen hacer del autor y nos vemos arrastrados a recorrer distintos escenarios y ubicaciones para completar un puzzle que integra a la perfección elementos de denuncia, y realidad convirtiendo su ficción en algo vivo y palpable.
Quizá algo excesiva, una vez más, la verborrea de Lopategui y algo "pesada" cargando excesivamente las tintas en la cronología del conflicto de los Balcanes pese al encomiable trabajo de documentación que con ello aporta César.
Por fortuna, la selección musical, y la doble dimensión que cobra Augusto así como la incorporación de nuevos personajes, el desarrollo más profundo de otros y la inteligencia de la trama, nos dejan una vez más boquiabiertos, entusiasmados y dándole vueltas a su lectura aún tras acabarla, exigiéndonos continuar para saber el resultado de un duelo legendario.

Calificación: Sobresaliente.
Para amantes del género negro más despiadado.

Lo mejor: La cohesión entre elementos de la realidad con los ficticios dotándolos de una entidad tan viva que duele; el magnífico manejo de personajes y escenarios; el momento del reencuentro entre los principales protagonistas que romperá con todo lo establecido y abrirá nuevas brechas en un frente de "batalla" que parece no tener fin; que abandona los tecnicismos y se hace más asequible al lector profano.

Lo peor: Lamentándolo mucho, su prólogo; el exceso de información política y de nombres impronunciables en los escenarios del conflicto de los balcanes que llega a entorpecer el avance más fluido de la trama.

03 septiembre 2015

Memento Mori: Versos, canciones y trocitos de carne (I)

Siguiendo los consejos de una amiga del club de lectura, Sandra Zamora, y las buenísimas críticas que había leído sobre el autor, al que se le dedico un mes de lectura conjunta en el Club de lectura con un libro entre las manos, quise poner mis cinco sentidos y la parte final de mis vacaciones para acercarme al primer libro del la trilogía de César Pérez Gellida"Versos, canciones y trocitos de carne" ,que se inicia de forma extraordinaria con este título: "Memento mori".

Ambientada en Valladolid, narra la investigación y consecuente persecución que lleva a cabo el inspector Ramiro Sancho del responsable de la muerte de una joven,  que aparece con los párpados mutilados, firmando la escena del crimen con un poema que amenaza con convertirse en el primero de muchos.
Este asesino no es otro que Augusto, un sociópata culto e inteligente, para el que todo esto es parte de un plan mayor donde aquello que no alcanza su "perfección", no tiene lugar.

Creo no ser exagerada al afirmar que este relato marca un antes y un después en la concepción de la novela negra en España, no sólo por su forma de plantear la trama, más propia de la narrativa de este género extranjera, sino porque su protagonista, Augusto, se acompaña de una música particular, aquella que le define y nos hace sentir, más cerca, la realidad de los hechos con canciones de autores y grupos consagrados considerados de culto y marcada tendencia indie, tanto nacionales como Bunbury, Nacho Vegas, Iván Ferreiro, Vetusta Morla o  Love of Lesbian, como de la escena internacional como Rammnstein, Muse o Placebo entre otros, que convierten la lectura en un viaje audiovisual.

Su arranque brutal, en lo más literal de la palabra, hasta el punto de resultar incómodo en los detalles escabrosos, es toda una declaración de intenciones y un despliegue de energía que no decae hasta el final.
Ágil,  con algún exceso de tesnicismo en su incio, evoluciona hasta la configuración del tablero en el que se va a desarrollar el macabro juego mortal, con desigual suerte para sus protagonistas, tiene así mismo un marcado homenaje a las buenas costumbres de la tierra castellana y sus gentes en el personaje del inspector, algo anodino y con un humor negro, e irónico que comparte con algunos otros personajes de la trama, que aligeran con acierto, los crueles pasajes donde triunfa la muerte y la megalomanía del asesino.

Bien estructurada, con un ritmo endiablado y unos personajes tan definidos, que a veces uno llega a dudar si lo que se está leyendo quizá no sea tan ficticio como quisiéramos

Valoración: Sobresaliente cum laude.
Para mentes inquietas y necesitadas de una historia inteligente, voráz y arrolladora.

Lo mejor: Su estructura; Que los nombres de sus capítulos sean algunas frases de la enorme discografía de Bumbury; su vocación por fomentar la curiosidad y estimular la mente acercándonos a autores, cantantes y personajes que, lamentablemente, van quedando en el olvido de las nuevas generaciónes: un auténtico tributo/homenaje a todos ellos; todos y cada uno de sus personajes, Augusto incluído.

Lo peor: algún tecnicismo inicial y alguna perorata excesiva del personaje de Carapocha; que es angustiosamente real.

28 agosto 2015

La sombra de la sirena

Otra de mis lecturas veraniegas no podía dejar de ser mi autora de novela negra favorita: Camilla Läckberg y el sexto libro de su saga "Los crímenes de Fjällbacka: La sombra de la sirena".
Una vez más, acompañamos al matrimonio formado por Patrick y Erika no sólo en una nueva etapa de su vida, están esperando gemelos, sino que además conocemos a fondo la inquietante historia de la publicación del libro de Christian, que nos había anticipado en  "Las huellas imborrables".
Erika ha ayudado a su amigo Christian, el bibliotecario, con el contenido que finalmente verá publicado, y con gran éxito, en forma de libro que lleva por título el mismo que lleva esta historia.
Pese a ello, Christian se mostrará taciturno, preocupado y hasta esquivo, lo que provoca el desconcierto entre aquellos que están a su alrededor. Cuando por fin se decide a dar a conocer que desde que comenzó la historia ha estado recibiendo amenazas anónimas, se produce la muerte en extrañas circunstancias de un amigo suyo, lo que le lleva a temer que algo de su pasado, haya vuelto para cobrar su venganza.

Como siempre, un equilibrado reparto de información, esos característicos flashbacks tan bien entretejidos en la historia para ofrecernos pistas de ese pasado amenazante invitándonos a descubrir la verdad, acompañando las pesquisas de la investigación policial.
Buen ritmo y sobre todo esa capacidad innata de atraparnos en la historia desde su inicio hasta descubrir, una vez más, la complejidad de la mente humana y darnos una magistral lección de cómo la culpa y su expiación a veces eligen los caminos más escabrosos para conseguir la redención del que la sufre.
Impactante sin necesidad de recrearse en los detalles, dando más importancia a las consecuencias, lo que da una terrible fuerza al relato, no obvia sin embargo evitar hacernos testigos incómodos de los hechos que derivan en el final para permitirnos juzgar objetivamente a los culpables.
Y su final, resulta inevitablemente, una invitación a leer su siguiente historia dada la implicación de los hechos que cuenta y los personajes que sugiere que se ven implicados en él.

Calificación: Sobresaliente.
Una vez más Camilla cumple, incluso supera, nuestra expectativas.
Una historia para degustar con todos los sentidos.

Lo mejor: La eficaz dosificación de la información; la tensión que se mantiene hasta estallar al final; la capacidad de transmitirnos la información desde todos los puntos de vista; los golpes de humor característicos entre los personajes habituales.

Lo peor: El desasosiego que deja su lectura por la facilidad con que podría ser una historia real.

20 agosto 2015

Música para feos

Para este atípico verano, o mejor dicho, este verano tan parecido en temperaturas a los de antaño, uno de los libros que he elegido para acompañarme ha sido el último de Lorenzo Silva: "Música para feos".
Alejado de sus escenarios narrativos habituales, o quizá no tanto, Silva compone una historia de amor con una banda sonora propia que le da entidad y apoyo para relatarnos una historia de amor, la de Mónica y Ramón.
Ambos, por distintos motivos, están deshauciados de la suerte amorosa y, por esas cosas del destino, se encontrarán una noche en un local de copas en el que ambos están fuera de lugar.
La historia, corta para lo habitual en el autor, arranca entonces estableciendo tres actos, como una obra de teatro intimista, donde conducidos por Mónica, atravesaremos las distintas etapas de su relación.

De fácil lectura, y con una descripción acertada del personaje femenino, en cuanto a su respuestas y sentimientos, estereotipa sin embargo en exceso a su personaje masculino, que peca de un exceso de "buenismo" consecuencia de una atormentada vida que tiene su origen en la actividad diaria del mismo, donde reconocemos los fantasmas comunes que pueblan las historias de Silva en muchos de sus anteriores relatos. Eso hace que el tándem que ambos forman sea bastante previsible y pierda cierto atractivo a medida que se desarrolla la trama.
Su final, de hecho, resulta un tanto complaciente.
Desde luego, como historia de amor, hay bastante más jugo en cualquiera de los libros de la serie de los personajes estrella del autor los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro que en este expresamente concebido para hablar de las relaciones de pareja.

Calificación: Suficiente.
Para aquellos que gusten de conocer una versión más del amor "verdadero" pero sin ser demasiado exigentes.

Lo mejor: Su primera parte; la selección musical que apoya el desarrollo de la relación; el personaje de Jaime, el mejor amigo del protagonista, mucho más jugoso e interesante que los protagonistas.

Lo peor: Su final; un protagonista masculino demasiado idealizado; un "secreto" personal de este personaje durante su relación con Mónica que lastra muchísimo la fluidez del relato innecesariamente para asimilarse posteriormente con demasiada facilidad por la protagonista; la madre de Ramón; lo poco versosímil del trato hacia Mónica por parte de los compañeros de trabajo de Ramón a tenor de la descripción del personaje a lo largo del relato.

15 junio 2015

La última raya

Por fín pude hacerme con "La última raya",  éxito de ventas en novela de papel autoeditada con el que se ha dado ha conocer como escritor Javier Jorge.

De estilo directo y coloquial, como si estuviésemos sentados frente a su protagonista mientras nos desgrana la historia, conocemos a Rubén, un joven que ejerce como periodista de la crónica rosa social lo que le permite relacionarse en los ambientes más exclusivos e influyentes y costearse sus gastos y vicios, entre estos la cocaína, tras la ruptura con su novia de toda la vida, Angie, a la que culpa por todo aquello que no funciona en su vida porque es la persona que marca la diferencia entre lo que puede ser y lo que realmente es.
Nos atrapan sus experiencias extremas, a las que no sabe enfrentarse sino es imbuido de la falsa seguridad que le ofrece la coca, tras cuyos efectos encontramos una persona frágil, deprimida y excesivamente sensible que se oculta para la gran mayoría de las personas que le rodean.
Sufrimos las paranoias que le provocan los subidones de la droga y especialmente el inevitable hundimiento que le ahoga cuando sus efectos se diluyen.
Enfrentado a un padre que no acepta que su hijo jamás será la promesa futbolística que soñó para él, una madre a la que quiere pero a la que evita contar su triste existencia para no herirla y un hermano con el que apenas tiene relación, sus días transcurren entre el trabajo y sus fiestas, torturándose por seguir sintiendo algo por su ex novia, intentando olvidarla con cualquier mujer que se cruza en su camino consiguiendo, de este modo, culpabilizarse aún más por distanciarse a un más de una posible reconciliación que desea tanto como teme, hasta que entran en su mente unas palabras de Paulo Coelho que acabarán por convertirse en un mantra que se repite y le dan la llave para dar un giro a su gris existencia.

Calificación: Notable
Un auténtico colocón de ritmo alucinógeno en lo que es la realidad de muchos jóvenes, sin sufrir en carnes la nefasta experiencia.

Lo mejor: Su estilo directo y brutal de ritmo paranoide; los guiños a una época con las que aquellos que andamos en la cuarentena nos identificamos rápidamente; su ácido humor; el vapuleo que sufre a lo largo de la narración el protagonista, un Rubén que aunque nos irrita, terminamos cogiéndole lástima y en ocasiones hasta empatizando sin querer con él.

Lo peor: Que siendo una "crítica de" se tome como una "apologia de".

02 junio 2015

El fugitivo

Gracias a un intercambio que hicimos en el club de lectura del que formo parte, recibí este libro de Stephen King que no había leído.
Lo cierto es que es un autor que, pese a su solvencia, me aterra como pocos, aunque cuando caigo entre las páginas de algunos de sus trabajos, salgo entusiasmada.
Con "El fugitivo", es lo que me ha sucedido.
Pese a tratarse de un libro escrito en 1982, bien podría haberse hecho en la época actual, tal es la fuerza, impacto y capacidad visionaria del autor en esta historia.
Se nos presenta una sociedad americana del futuro, decadente, enferma y contaminada donde los desfavorecidos son usados como entretenimiento público de las clases altas en concursos televisados por el canal del Gobierno a cambio de un dinero que, la mayoría de las veces, no llegan a percibir pues sus incapacidades físicas o las enfermedades que padecen y que, paradójicamente les hacen idóneos para participar, acaban con ellos.
Dentro de estos salvajes espectáculos, el programa estrella es "El fugitivo", un corcurso donde los participantes deben correr por su vida perseguidos por cazadores a lo largo y ancho del mundo, y sólo si sobreviven a esta búsqueda durante 30 días, optan a un premio multimillonario.
Ben Richards, un joven padre de familia en paro y con una hija de dieciocho meses enferma, cuyos únicos ingresos son los que tiene su mujer a cambio de acostarse con hombres, decide que la única forma de acceder a los medicamentos que puedan curar a su pequeña, es participar.
El alivio que siente tras su selección para participar en "El fugitivo", pronto se convertirá en la mayor pesadilla de su vida.
Con un ritmo frenético, mostrándonos una realidad cruel y descarnada, acompañamos a Ben Richards, desde las humillantes pruebas de selección hasta el desenlace del programa, en una cuenta atrás inexorable contra el tiempo, donde podemos ver hasta dónde puede llegar la mezquindad humana y el desprecio por la vida de los semejantes cuando todos los valores se han perdido y únicamente la gente en tu misma situación, o peor, es la única dispuesta ayudarte.

Calificación: Sobresaliente.
Para recordar que siempre podemos estar peor.

Lo mejor: Su agilidad narrativa; La vigencia de las situaciones y personajes que plantea tan visionariamente como un Julio Verne contemporáneo; El personaje de Ben Richards; La crítica social que subyace en toda la historia.

Lo peor: ¿Y si llegaramos a ese punto?

27 mayo 2015

Medio Rey

He aquí el último trabajo de Joe Abercrombie editado en España por Fantacsy.
Se trata del primer libro de la trilogía "El mar Quebrado" dirigido, no exclusivamente al público adulto como sus anteriores trabajos, sino ampliándolo al lector juvenil.
Con una extensión breve, impropia para este tipo de historias, y un tiempo de espera prácticamente corto para conocer el desenlace de la saga (el segundo libro se publicará en septiembre de este año y el tercero y último en enero de 2016), Abercombrie construye un relato épico, inteligente  y audaz con lo mejor de lo que nos tiene acostumbrados, eliminando la recreación en las acciones violentas de sus personajes así como suavizando, bastante, vocabulario y sexo a diferencia de su trilogía de "La primera Ley" con la que se dio a conocer al gran público alzándose con un puesto innegable dentro del género fantástico actual.
El protagonista del relato es Yarvi, el hijo menor de un rey, que se ve rechazado tanto social, militar, como familiarmente por una deformación física en su mano izquierda por la que es conocido por todos con el apelativo de "medio hombre".
Cuando su padre y su hermano mayor, heredero al trono, son asesinados, Yarvi será entronizado siendo apartado de la clerecía, a la que iba a consagrar su vida.
Sin embargo, una traición inesperada será la que realmente marque su futuro, que se desvelará incierto, encontrando inesperado apoyo de aquellos que, como él, se han labrado su propio futuro ayudándose más que de la violencia de la inteligencia, la paciencia y la palabra, armas desconocidas por aquellos que viven de someter a sus semejantes.
A lo largo del relato, dividido en cuatro partes, encontramos personajes habituales en el inventario del autor pero con señas únicas donde, de nuevo, la mujer cobra un valor extraordinario desempeñando una función vital en la trama, impregnada de frases lapidarias, astutas y certeras que hacen delicioso el relato, fluido y envolvente hasta su final.

Calificación: Sobresaliente.
Extraordinaria historia para acercarse por primera vez a este autor sino se ha hecho antes, y digno de alabar en su contención y moderación , para los que somos lectores habituales, sin que pierda por ello ni su fuerza, ni la maldad, ni la inquina sello propio del autor.

Lo mejor: La extraordinaria composición de personajes; las inteligentes argumentaciones del personaje de Yarvi; su innegable potencia pese a su brevedad.

Lo peor: Que sabe a poco

13 mayo 2015

El grito de la tierra

Con este título se cierra la maravillosa trilogía de Sarah Lark sobre Nueva Zelanda iniciada con "En el país de la nube blanca".
Un reencuentro con ese estilo literario con reminiscencias de las mejores historias de toda la vida y sin los tabúes de entonces, lo que actualiza el género y lo mejora indudablemente.
Viajamos a los años anteriores a la Primera Guerra Mundial acompañando a las descendientes de las protagonistas del primer libro, siendo testigos de cómo ha evolucionado desde la llegada de aquellas la vida en la colonia inglesa: el comercio, las comunicaciones y la gestión de las haciendas ganaderas así como las explotaciones mineras.
El estallido de la I Guerra Mundial afectará indirectamente la hasta entonces tranquila vida de los que emigraron y cuando llegue de nuevo la paz, todo habrá dado un giro inexorable en sus costumbres y sus vidas.
Para narrarlo, seguimos los caminos de Lilian y Gloria, hijas de las nietas de las protagonistas del primer libro, que con la mejora de las comunicaciones entre las islas y Europa, tendrán acceso a una educación en Inglaterra que les facilitará su futuro.
Pero esta decisión repercutirá de forma distinta en ambas chicas.
Mientras que para Lilian, una joven vivaz e inquieta se convierte en una aventura similar a la de las novelas que gusta de leer, para Gloria, más apocada y arraigada a la tierra que la vio nacer, se convertirá en un castigo del que no dudará en huir para regresar a su hogar, aunque el precio a pagar sea un auténtico descenso a los infiernos.
Gracias a estas dos personalidades tan opuestas, disfrutamos de un amplio abanico de matices que enriquecen la historia a medida que se desarrollan los sucesos, a los que se incorporan todos los personajes de los libros anteriores completando una epopeya que mantiene el interés hasta su última página.

Nota: Sobresaliente
Para los amantes de las grandes sagas familiares.

Lo mejor: El personaje de Gloria; la increíble magia que rezuma de sus páginas cuando se habla de los maoríes; la recuperación del personaje de Gwyneira.

Lo peor: Esa desconexión que se produce entre algunas partes de la historia que rompen abruptamente el ritmo de la narración.

29 abril 2015

Deriva

Tercera novela del siempre sorprendente y acertado Emilio Casado tras su espectacular "Nina".
El autor que se dio a conocer con "Crónica insignificante" regresa con toda su fuerza para ofrecernos una historia que nos toca de cerca: la actual crisis económica y sus consecuencias. Incluso va más allá. Se atreve a plantearnos qué sucedería si plantásemos cara a esta situación, si dijésemos "Basta" y para ello huyéramos de las argumentaciones que se pierden en la inacción de nuestros dirigentes, de las protestas que etiquetan a los indignados de inconformistas rebeldes pero inocuos, blandiendo como bandera la única que desgraciadamente se convierte en portada de las noticias: la violencia.

Un amplio mosaico de personajes se despliegan para dar forma a esta historia donde con independencia de su estrato social, todos y cada uno de ellos tienen en común el haber llegado a un punto muerto en sus vidas, se encuentran a la deriva, como bien señala su título y necesitan dar un giro para volver a un situación en la que se sientan dueños de sus destinos, donde sus desvelos tengan una recompensa y todo cobre el sentido perdido:
Un matrimonio con un bebe de pocos meses sin recursos económicos y a las puertas del desahucio; Un matrimonio acomodado con sus negocios en horas bajas que se verá tentado a incrementar sus ingresos de forma poco ortodoxa; Un empleado con un hijo problemático,que se presta a ayudar a su jefe en sus turbios negocios para ganar un dinero extra; Una enfermera vocacional que se ve abocada al paro por los recortes sanitarios; Una periodista que deberá decidir entre la ética personal y la que le marca su editorial; Un enfermo terminal de cáncer en sus últimos momentos por falta de un diagnóstico precoz; Un escritor alcohólico en horas bajas; Un policia antidisturbios que necesita justificarse una vez tras otras porqué es de los buenos; Un programador informático que habita en un mundo propio porque se siente rechazado por la sociedad; El hijo de un reputado abogado incapaz de estar a la altura de lo que sus padres esperan de él; Una empleada de banca ante el dilema de abortar o continuar con un embarazo y un matrimonio para los que no se siente preparada y, por encima de todos y cada uno de ellos, los políticos que rigen el país, que establecen las reglas del juego del que sus vidas forma parte y al que alguien está dispuesto a poner fin.

Un extraordinario ejercicio de reflexión, audaz e implacable que nos mantiene en vilo hasta sus últimas páginas donde nos noquea con un final al que quizá no querríamos haber llegado y que se inocula en nuestra mente abriendo un interesante debate de lo que somos cada uno de nosotros y de nuestra función en esta sociedad perdida.

Calificación: Notable.
Altamente recomendado para mentes inquietas que gustan de ver las cosas desde todos los prismas posibles.

Lo mejor: El extraordinario manejo de todas y cada una de las historias así como de sus protagonistas; el maquillaje de elementos de la vida real para hacerlos ficticios pero fácilmente reconocibles; su ritmo.

Lo peor: Que la cruzada salvadora que emprende el personaje que detona el caos en la historia, y su forma de llevarla a cabo, termina siendo bastante cuestionable.

07 abril 2015

Mujer en punto cero

Hay libros que llegan a nuestras vidas de forma fortuita, atesorados por otras personas que los han disfrutado con anterioridad. Ese es el caso de "Mujer en punto cero", de la egipcia Nawal al-Sa'dawi,que recibí como regalo, casualmente el significado del nombre de la autora en nuestro idioma.

La historia es un relato corto de  extraordinaria intensidad, que pese a haberse escrito en 1973, conserva desgraciadamente aún hoy toda su vigencia y el espíritu de denuncia con que fue concebido por su autora. Nos habla de una mujer, Firdaus, a unas horas de ser ejecutada por el asesinato de su proxeneta y habiendo renunciado a solicitar su indulto.
Rememoramos con ella su vida, desde su infancia en la aldea donde creció ya estigmatizada según las costumbres religiosas, su juventud truncada por el destino, hasta llegar a las circunstancias que la llevaron a prostituirse para sentirse dueña de si misma en un mundo, dominado por hombres.
Durante el recorrido, con una prosa mas propia de una fabulación o leyenda, es imposible no sentir la impotencia ante la injusticia, el maltrato y el sometimiento que sufren las mujeres que, como la protagonista, cometen el error de soñar con ser libres, cuando el precio a pagar es el de la propia vida.

Calificación: Sobresaliente
Un acercamiento en primera persona a una realidad a la que damos la espalda por sentirla ajena

Lo mejor: Su estructura; las reflexiones que sobre sí misma tiene Firdaus; la tenebrosa conclusión final de la protagonista

Lo peor: Que pese a los años transcurridos, hay muchas Firdaus 

31 marzo 2015

Ofrenda a la tormenta

Hoy os traigo el libro que cierra la trilogía del Baztán que inició Dolores Redondo con "El guardián invisible", abriendo para todos nosotros un nombre nuevo en el resurgir de la novela negra en español.
Como aquél primer libro, este afronta con nuevos bríos, más dinamismo y fuerza, el desenlace de los asesinatos que han tenido en jaque a la inspectora Amaia Salazar y a su equipo de investigación.
Por fortuna, abandona la reiteración innecesaria de la que adolecía el segundo libro, "Legado en los huesos", quizá el más flojo de los tres.
Además, al tratarse de la parte final de la historia, se centra más en la trama policial, lo que es de agradecer y que tanto se echa de menos en los anteriores, sin abandonar las tramas familiares aunque dejándolas en un segundo plano, como complemento, lo que hace que la narración fluya  manteniendo el interés desde el principio hasta el final.
No obstante, existen, como en sus predecesoras, errores de bulto e inverosimilitudes que perjudican un poco la credibilidad de las situaciones y algunos hechos si bien sin perjudicar al conjunto.
Entre ellos, destacaría por ejemplo el conflicto conyugal que se plantea entre Salazar y James, su marido, cuando este último se ve obligado a regresar a E.E.U.U. para la operación de su padre para lo que la inspectora debe solicitar un permiso que realmente nunca llega a hacer, que es motivo de discusión de la pareja y que la autora elimina poniéndola de  vacaciones, asignándole en ese mismo período la asistencia a un curso en Quántico y sin embargo, si bien es cierto que algunos sucesos pueden motivar la suspensión de sus vacaciones, no se menciona en ningún momento y permanece en activo y en la investigación hasta el final.
Por otro parte, está su amigo de nueva Orleans, Dupreé, ese misterioso agente del FBI que sólo la llama en la noche,  cuando ella lo necesita, para orientarla. Hasta ahí bien.
Pero a diferencia de los otros libros, se da una situación que impide que haya una conversación fluída en la que la inspectora pueda informarle puntualmente de todos los avances de la investigación y, sin embargo, recibirá respuestas. ¿Quién le ha facilitado los datos a Dupreé? ¿Es vidente?
Aunque si tenemos en cuenta el modo en que se resuelve el libro, creo que habrá más historias protagonizadas por ambos donde se nos desvelarán estas incógnitas.
Hacia la mitad del relato, tenemos fundadas sospechas del culpable, aunque hay que reconocer que el climax final de la historia, donde se confirma nuestra sospecha así como el grado de implicación del culpable, el escenario en que ocurre, es de lo mejorcito.
De este modo, Redondo concluye de forma satisfactoria una historia con momentos brillantes pese a sus errores, ofreciéndonos la posibilidad de poder encontrárnosla de nuevo en nuestro camino.

Calificación: notable.
Imprescindible la lectura previa de los libros anteriores aunque, nadie se asuste, no resulta pesada en absoluto.

Lo mejor: Por fin la trama policial cobra la entidad que se echaba de menos en los anteriores libros; la capacidad de plasmar los interconflictos de los personajes que tienen una construcción psicológica muy buena; la relación Markina-Salazar: digna de estudio; el giro inesperado que toma la historia a raíz de un asesinato que nunca habríamos imaginado; la coralidad del libro donde por fin conocemos mucho mejor a otros personajes; su brutal inicio; su climax final.

Lo peor: Algunas inverosimilitudes; que se ha descuidado mucho la trama familiar, especialmente la relación madre-hijo de la protagonista teniendo en cuenta los antecedentes

24 marzo 2015

Las huellas imborrables

He aquí el quinto libro de una autora que se dio a conocer con una gran historia, "La princesa de hielo", y que desde entonces, no ha dejado de ampliar el imaginario de crímenes iniciado con ella descubriéndonos, con cada nueva entrega, las infinitas mezquindades, horrores y secretos que puede llegar a albergar el alma humana.
Camilla Läckberg se ha convertido gracias a ello en la escritora de novela negra por excelencia, de la narrativa actual.
Si bien los personajes conductores del relato se han mantenido desde el primer libro, evolucionando de forma desigual y no a gusto de todos los seguidores, al menos en mi caso, las tramas de los casos abordados han mejorado sustancialmente, explotando sin piedad el lado oscuro de la psique humana, profundizando en cuestiones de innegable actualidad y apostando  por la deducción lógica e inteligente, apoyada por la ciencia justa y necesaria pero sin trucos, de la que adolecen los procedimentales criminalísticos televisivos.
El humor, en ocasiones negro, sigue presente y se agradece pues su autora lo dosifica eficázmente para paliar la crudeza de algunos pasajes que moralmente, podían tacharse de intolerables.
Una vez más el pueblo de la autora vuelve a ser escenario de un crimen con ecos en el pasado, dejando patente, aún más si cabe, el dicho de que al final la verdad siempre sale a relucir.
Erica retoma su trabajo tras su maternidad y en esta ocasión Patrick asumirá, o intentará hacerlo al menos, su baja paternal en medio de una investigación que, de forma inesperada, guarda relación con la juventud de la madre de Erica.
Una nueva incorporación en la comisaría, de nuevo femenina, será otra de las historias paralelas que completan un relato más coral de lo habitual, con espacio para la denuncia social, para la memoria histórica y para saber porqué la naturaleza humana, tiende a repetir, generación tras generación, los mismos errores en su busca errática por la justicia.

Calificación: Sobresaliente. Una historia tejida a conciencia para atraparnos desde el principio hasta el final.

Lo mejor: La extraordinaria configuración de personajes y la, ya reconocida, habilidad de la autora para los saltos temporales cada vez más complejos y mejor construidos; la necesaria humanización y acercamiento al personaje de Mellberg; la posibilidad de ver las dos caras de una misma moneda sin poder evitar la angustia idéntica que ambas esconden haciéndonos difícil decidir cuál de ellas es la buena y cuál la mala porque ambas se complementan y no existen una sin la otra.

Lo peor: Que el personaje de Erica, a fuerza a vivir su nueva realidad, resulta a veces demasiado ireal; que el tandem Erica-Patrick ha perdido su frescura si bien la inclusión de nuevos personajes y situaciones, o el nuevo protagonismo de otros, compensan el desequilibrio.

12 marzo 2015

La canción de los maoríes

Continuación de la saga de Nueva Zelanda iniciada con "En el país de la nube blanca", regresamos de nuevo a la floreciente colonia de la isla Sur algunos años después, en concreto al último tercio del siglo XIX para acompañar a las nietas de las protagonistas del primer libro.
Ambas criadas, a diferencia de sus abuelas, en la isla dentro de una posición acomodada, darán a su vida un giro de 180º como consecuencia de las decisiones personales que cada una de ellas tomará para afrontar su futuro.
Si bien al principio uno se queda con el mal sabor de que los personajes protagonistas del primer libro aquí ocupan un discreto segundo plano, pronto nos dejamos guiar por las experiencias vitales de Elaine, hija del matrimonio entre el hijo de Helen y la hija de Gwineyra y su prima, Kura, fruto de la relación del hijo de Gwineyra y una joven maorí, tan opuestas la una a la otra tanto en sus caracteres como en su visión de las cosas.
Así mismo, se introduce una interesante aproximación a la vida en las explotaciones mineras de la época, así como a los inicios de la figura del comercial de ventas actual, en este caso introduciendo entre los nativos y colonos un invento revolucionario para la industria textil: la máquina de coser.
Por otra parte, cobra entidad la búsqueda de la mujer por un reconocimiento más allá de las virtudes domésticas. También se trata, de nuevo, el tema de la homosexualidad y el condicionamiento social que conlleva y se introduce más abiertamente la violencia de género en el matrimonio.
Otro aspecto a destacar es el acercamiento a las personas con discapacidad, su lucha y afán de superación, y su constante choque contra la incomprensión social.
Mejor elaborada que su predecesora, más dinámica y con una final que nos avanza algo de lo que podemos esperar en el desenlace de la saga.
Una historia de las de antes, desde las perspectiva actual.

Calificación: Notable.
Para quien busca perderse en una historia con sabor costumbrista.

Lo mejor: La extraordinaria construcción del personaje de Elaine y el tratamiento de sus traumas; la eterna lucha entre patrones y trabajadores aún hoy vigente; Lo estimulantes que resultan todos y cada uno de los personajes femeninos; El enigmático personaje de Emere; la historia de William.

Lo peor: Que como ya sucediera con el libro anterior, busca dejar cerrados todos los conflictos de forma un tanto almibarada.

06 marzo 2015

En tercera persona

Invitados por ecartelera, tuvimos la oportunidad de acudir al preestreno de "En tercena persona" , en cines desde hoy, 6 de marzo.
El aclamado director Paul Haggis, responsable de la inolvidable "Crash" , vuelve en esta ocasión para presentarnos un dramático juego de expiación de la culpa, remordimientos y la búsqueda de la rendención con el amor, en distintas manifestaciones, como motor.
Para ello se vale de un particular triángulo de parejas que convergen en un nexo común, si bien previsible, con un desenlace bien desarrollado e impactante gracias a un audaz montaje. 
Un escritor trabajando en su última novela, su amante, y una mujer engañada (Liam Nesson, Olivia Wilde, Kim Basinger) desde París; un comercial y una gitana (Adrian Brody, Moran Atias)  desde Roma;  un matrimonio roto en lucha por la custodia de su hijo en tramites con su abogada (Mila Kunis, James Franco, Maria Bello) desde Nueva York.
Una película con buen ritmo y momentos de humor (extraordinario Brody) mecidos por una banda sonora limpia y magistral.
Extraordinaria exposición de una trama que resulta todo un homenaje al proceso creativo de un escritor, con unos actores creíbles y entregados donde destaca la relación de los personajes de Nesson y Wilde.
De esas películas que uno sale del cine pensando en ella, asimilando la información hasta comprender la dimensión dramática del conjunto.

Calificación: Sobresaliente
Para los que siempre han querido saber que se siente al escribir un libro, a los amantes de la lectura y, por supuesto, a los escritores.

Lo mejor: Su casting impecable; verla en VO y disfrutar del torrente de sensualidad que desprende Liam Nesson; su ritmo; la crueldad final.

Lo peor: Que se empeñen en decir que es un "Crash" frustrado porque es otra cosa y lo único que tienen en común, es su director.

04 marzo 2015

PALABRA DE AUTOR: Alicia González

Hace poco os reseñaba "Buenos días", la que fuera primera novela de la asturiana AliciaGonzález.
Aprovechando esta circunstancia, he querido convertirla en la segunda autora, el primero fue Emilio Casado, que comparte espacio en esta buhardilla conmigo gracias a una entrevista virtual que me ha permitido hacerle y que quiero compartir con todos vosotr@s para que la conozcáis un poco más y os animéis a seguir su trayectoria.
Ante todo, Alicia, agradecerte tu colaboración por hacer esta entrevista posible.

MARDOLO: Trabajar con niños en exclusión social, ser madre… ¿En qué momento surge la necesidad de escribir y por qué? ¿Cómo compaginar tantas cosas sin volverte loca en el intento?

ALICIA GONZÁLEZ: No creo hacer nada diferente a la mayoría de las mujeres que conozco,  tan solo intento exprimir el tiempo y llegar a todo, pero la verdad es que cuando algo te gusta, algo te llena, como a mí imaginar y plasmar historias, el tiempo aparece, aunque no siempre todo el que a mí me gustaría.
Jamás soñé con escribir una novela, la palabra escritora estaba reservada para gente a la que admiraba y admiro y referida a mí quedaba muy grande. Pero una situación, un mundo y una serie de vidas y de experiencias se metieron en mi mente y durante años permanecieron allí, hasta que reuní el valor y encontré el momento adecuado para hacerlo. Así surgió “Buenos días” y a partir de ese instante supe que seguiría creando mundos y personajes, porque la sensación cuando  logras que una escena que tan solo se desarrolla en tu mente, aparezca reflejada en palabras y frases, es algo difícil de explicar, pero que quieres repetir. 

M: Tu primera novela, “Buenos días” es tremendamente dura y descarnada, dirigida a un público adulto. Actualmente, sin embargo, triunfas con un libro infantil “Bernarda la dragona y el secreto del bosque”. ¿Obedece ese cambio a una necesidad personal de desconexión o, por el contrario, es una búsqueda de contar nuevas historias con independencia de su público objetivo?

AG: Las historias se meten en mi cabeza, sin que yo decida ni su público, ni su temática, tan solo se me ocurre algo y va cobrando vida en mi mente, y por esos mundos se queda hasta que consigo escribirla, porque en caso de no hacerlo los personajes y las situaciones no me dejan en paz.
Bernarda surgió  al ver la relación que mi hija mayor mantenía con la chica que la cuidaba mientras yo trabaja. El cariño y la complicidad entre las dos fue el detonante de esta aventura.

M: ¿Qué prefieres, el público adulto o el infantil? ¿Por qué?

AG: El público infantil es muy agradecido si algo les gusta, en caso contrario son críticos feroces que no te dan tregua, por eso es una apuesta muy arriesgada. Por suerte Bernarda está gustando y hasta ahora los niños y niñas que se han acercado es para decirme que quieren más aventuras de Bernarda. El público adulto suele ser más políticamente correcto en la mayoría de los casos, pero yo prefiero la sinceridad, es de lo que más se aprende.

M: Has escrito también una novela que tiene como protagonista a una inspectora de policia. ¿Es un homenaje personal a un género que te gusta o explorar otro posible campo de acción literaria asegurándote un mayor número de lectores?

AG: Cuando leo el género que más me atrae es el policíaco, quizás la tendencia es a escribir lo que nos gusta leer. Aunque como te decía antes no voy decidiendo géneros, sino que voy contando lo que me surge, que suele nacer de algo que veo o algo que escucho a mi alrededor.

M: Como una gran mayoría de escritores españoles, has optado por publicar fuera de las vías tradicionales y probar suerte también en Amazon. ¿Están los autores condenados a que esa sea su única forma de dar a conocer su trabajo?

AG: Ahora mismo las editoriales grandes, que poseen los canales de distribución y de promoción, están cerrados a nuevos autores,  apuestan por publicaciones que saben que les van a proporcionar beneficios, hablo de gente famosa o conocida. Y no lo critico, una editorial es un negocio y busca ganar dinero, es muy lícito, me quejo de que parte de esos beneficios no se empleen en la búsqueda de nuevos talentos, que estoy segura que los hay. La opción que nos queda a muchos es probar suerte en el mundo Amazon, aunque con esto también debemos tener cuidado, alguien conocido en amazon y que tenga ventas y descargas debe ser consciente de que se trata de un mundo restringido, que no es la realidad editorial y que muchos lectores siguen buscando sus lecturas en los cauces tradicionales. Aunque sí es un buen escaparate para que alguna editorial se fije en ti.

M: Volviendo a tu primera novela, “Buenos días”, con la que ganaste el VII Certamén de Narración Femenina “Princesa Galiana” consiguiendo con ello la edición en papel de la historia, ¿recomiendas este tipo de experiencias a los autores noveles? ¿La repetirías?

AG: La fama de chanchullos que arrastran muchos certámenes, por desgracia, sacude a todos. En una ocasión un lector ironizó sobre mi premio, bueno más bien sobre la legalidad del mismo y como le dije a él fue la primera vez que participé en un certamen, no conocía a nadie en el jurado y gané. Les gustó la historia y la estructura, no hubo ningún tipo de trampa. Sé que habrá gente que no se lo crea, con el tiempo deja de importante, yo sé la verdad, cómo me sentía cuando me llamaron, la emoción cuando tuve en mis manos el ejemplar de la historia. Lo repetiría sin duda y por supuesto que lo recomiendo, aunque es cierto que es bueno pedir referencias del certamen en el que vamos a participar.

M: Actualmente estás trabajando en tu próximo libro. ¿puedes adelantarnos algo de él?

AG: Regreso a la novela policíaca, es un trabajo más complejo en cuanto a la historia y a los personajes, estoy disfrutando mucho, es un reto, espero conseguir lo que busco.

M: De todo el proceso creativo de un libro, ¿con qué parte te quedas y por qué?

AG: Con el desarrollo de la trama, con los días y noches en los que los personajes viven contigo, con los diálogos que se crean en tu mente mientras cocinas, o vas en coche, con la necesidad de encontrar el momento para ponerte a escribir, y con la sensación  cuando lo que refleja el texto definitivo es justo lo que sucedía en tu cabeza. Sin duda, lo mejor

M: Al ser escritora, ¿eres más exigente con los libros que lees? Me explico. ¿Vas con lupa por el libro y eres capaz de apreciar cualquier pequeño error de edición por mínimo que sea o te dejas llevar por la historia sin más?

AG: Como lectora me comporto igual, o al menos lo creo, ahora que antes de ser escritora. Es cierto que ahora sé el motivo por el que una historia no me engancha,  es decir puedo ponerle nombre a los fallos que percibo en el desarrollo de la trama y antes simplemente no me gustaba. Una cosa que sí ha variado es que antes me gustase o no un libro, si lo empezaba lo terminaba, ahora el tiempo, la falta del mismo manda, y si algo no me gusta, paso.

M: Recomiéndanos tres libros que consideres que nadie debería dejar de leer al menos una vez en su vida.

AG: Lo más maravilloso de un libro es que cada persona que lo lee lo percibe de una forma diferente, incluso si lo descubrimos en una época o en otra de nuestra vida, nos transmitirá sensaciones desiguales. Por eso me parece casi imposible recomendar libros imprescindibles, porque lo serían para mí.
Por ejemplo, yo creo que nadie debería perderse la magia de El Principito, sin embargo seguro que encontraremos a alguien que lo considere un libro meramente infantil.
Imprescindible para mí también son los relatos de Poe, y su forma de crear ambientes.

03 marzo 2015

La música del silencio


Para los que somos fieles a la saga de "El asesino de Reyes" de Patrick Rothfuss, se nos está haciendo eterna la espera para poder saber el desenlace de la misma.

Quizá por ello, el carismático autor ha decido publicar una novela basada en uno de los personajes más queridos: Auri. Ella es la protagonista absoluta, en el sentido literal de la palabra, de "La música del silencio".
Pero no se trata de una novela concebida al uso habitual y esto puede resultar chocante o incluso decepcionante para el que se acerca a ella con grandes expectativas. No en vano, la historia versa sobre el enigmático personaje de Auri, la habitante del subsuelo de la Univeridad o de lo que ella llama "subrealidad", de la que únicamente sale una vez cada siete días para encontrarse con Kvothe, el único con el que accede fuera de su mundo mágico. Sin embargo en la historia el nombre de Kvothe no se menciona. Sabemos que se trata de él sólo los que hayamos leído los anteriores libros de Rothfuss. Para el resto, es alguien desconocido pero de vital importancia para la protagonista.
Si tuviéramos que describir a Auri dentro de nuestra realidad, seguramente sería lo que en psiquiatría se llama persona con "TOC" (transtorno obsesivo compulsivo).
Una vez que nos introducimos en su mundo, conocemos su visión del mundo que habita, la subrealidad, donde cada espacio, cada estancia, cada objeto, tiene una razón de ser, una función y una razón.
Ella es la responsable de mantener ese delicado equilibrio y para ello observa unas rutinas de limpieza que la permitan alterar lo menos posible el entorno que habita donde, a pesar de ser la única habitante, sólo hay un lugar seguro, donde ella puede curarse o remediar cualquier intrusión o ruptura del orden que allí impera.
Acompañamos a Auri a lo largo de una semana, en la que cada día se caracteriza por lo que en él se puede o no hacer/esperar, mientras busca el regalo adecuado para cuando él (Kvothe) regrese tras los siete días.

Practicamente podría decirse que es una improvisación, una fabulación del autor que deja llevar la historia por las necesidades de su protagonista, de forma libre y sin seguir los esquemas narrativos tradicionales, dejando a Auri expresarse y contar su mundo, sus sentimientos, sus sensaciones. Y lo cierto es que uno sucumbe. Se deja arrastrar por ese inquietante laberinto de grutas inhóspitas y lugares olvidados que la magia convierten en algo bello, especial y único.

Calificación: Bien
Un eficaz ejercicio de estímulo de la fantasía. Un cuento para adultos que creen que la magia está en todas las pequeñas cosas cotidianas.

Lo mejor: La lógica que impera dentro de ese aparente caos; La búsqueda del regalo; No se parece a ningún otro libro que uno pueda haber leído.

Lo peor: Que no se consiga olvidar las leyes del mundo real y se tienda a psicoanalizar al personaje perdiéndose la magia que encierra la historia.

18 febrero 2015

Buenos días

Hay historias que cuando uno las lee no puede evitar que el cuerpo, la mente, los sentidos las sienta en la propia carne por la intensidad descarnada que poseen.

Eso sucede desde el momento que uno comienza a leer "Buenos días" de la asturiana Alicia González.
Esta novela, con la que se dio a conocer, gano  el VII Certámen de Narrativa Femenina "Princesa Galiana" lo que posibilitó su edición en papel en la editorial El desván de la memoria.

Es una historia compuesta por los testimonios, a modo de capítulos, de las personas que forman o han formado parte en la vida de la joven Miriam, una muchacha dominicana que se encuentra entre la vida y la muerte en la cama de un hospital.
Para saber cómo ha llegado hasta allí, la autora nos va presentando los distintos testimonios narrados en primera persona, con lo que la sensación de realismo es más profunda si cabe, que componen el mosaico de una vida de sueños rotos, dolor, humillación, traición y mentira donde, sin embargo, queda abierta una puerta a la esperanza, si bien condicionada por la eterna lucha del esfuerzo como medio para hacer realidad los objetivos y construir un futuro diferente al que nos condenan y nos condenamos sin remedio cuando nos fallan las fuerzas.
Una novela marcadamente femenina, no en vano su protagonista es una mujer y los sucesos entorno a ella tienen su origen y final en mujeres, donde la figura masculina es el tren en el que descarrilan los sueños en su afán por convertirse en realidad. 
Un relato actual, conmovedor y honesto donde la culpa y la búsqueda del perdón se buscan sin llegar a encontrarse mas que en tímidas aproximaciones.
Una ventana a una realidad incómoda que sin embargo es más habitual y cotidiana de lo que nos gustaría.

Calificación: Sobresaliente
Para quien necesite evadirse de su sufrimiento compartiendo la dimensión del ajeno para reconocer que, en realidad, somos afortunados.

Lo mejor: Su estructura testimonial y ágil narración; su objetividad  al plasmar cada uno de ellos sin inclinarse ni a favor ni en contra permitiéndonos emitir nuestro propio juicio sobre cada uno de ellos.
El personaje de Mamma si bien el giro inesperado de lo que conocemos de ella en el testimonio de Carlos, nos deja fuera de juego y hace que cambie por completo la percepción que hasta entonces teníamos.

Lo peor: Que no se reconozca de forma generalizada la valía de autores como Alicia González, condenados a habitar en el injusto universo de las redes sociales para publicitar su buen hacer.