29 mayo 2014

Las tres bodas de Manolita

Este libro de Almudena Grandes ha sido mi última lectura y me deja sensaciones contradictorias.
Por un lado, la estructura en que se desarrolla la historia, un tanto caótica, le hace un flaco favor a un relato que es en realidad muchos en uno, cuyo hilo conductor, el personaje cuyo nombre aparece en el título, se nos antoja a ratos admirable, antipático en otros.
Por otro, su ambientación, que se extiende desde la instauración de la segunda república hasta casi el final de la dictadura de Franco, es una ventana a muchas injusticias, la supervivencia en una época donde la felicidad era poder seguir viviendo un día más. Y sin embargo, su imagen parcial, porque aquí se habla de vencidos y ganadores, sólo muestra las sombras de un terror que se estableció, pero se echa de menos que en esa sociedad que describe hubiera hablado de aquellos que estaban en medio, que jamás militaron en ningún bando, que sólo vivían o sobrevivían y que no pertenecían ni al clero, ni a familias burguesas, ni siquiera contaban con gente relacionada en alguno de ellos. Se apunta apenas a ellos hacia el final del relato y quizá tuvieron una importancia mucho mayor porque eran el puente que unía dos Españas enfrentadas, la conciencia despierta que alimento la búsqueda de un final a tanto despropósito.
El relato está plagado de muchas historias que en sí mismas, podrían ser un libro independiente: La Palmera, Eladia, Hoyos, El Orejas...
Pero su nexo de unión es Manolita, una joven que, tras la encarcelación de su padre y su madrastra,  con su hermano Antonio,comunista, huido de la justicia  que se oculta en un tablado ayudado por una bailaora miliciana y un palmero homosexual, se ve avocada a tomar el rol de cabeza de familia de sus hermanos menores Isabel, Pilarín y los mellizos.
Cuando llegan unas máquinas multicopistas del extranjero para ser utilizadas en la impresión de boletines comunistas, y nadie conoce su funcionamiento, Manolita, ajena a cualquier militancia y sobrepasada por sus responsabilidades familiares, se verá instada por su hermano Antonio a establecer contacto en la cárcel de Porlier con un camarada preso apodado "El Manitas" por su facilidad para desentrañar los misterios de funcionamiento y reparación de cualquier máquina.
Para ello tendrá que "casarse" con él, la forma en que se conoce en la cárcel a los bis a bis que permite el capellán de la cárcel a las mujeres de los presos a cambio de cobrarles en dinero, tabaco y dulces el acceso.
La primera boda de Manolita, abrirá sus ojos a una realidad desconocida que la marcará para siempre tanto a ella como a todas las personas que hasta ese momento creía conocer.

Calificación: Notable. Es bueno conocer como eran las cosas antes para saber lo privilegiados que somos ahora. Aún así, me encantaría poder leer algo contado desde el otro lado para poder contrastar las experiencias.
Lo mejor: Las historias de La Palmera, Eladia e Isabel y el desarrollo del personaje de El Orejas. Conmovedoras e infinitamente más interesantes que las de la protagonista.
Lo peor: Que pese a todo lo que le sucede, aunque en un principio comencemos compadeciéndonos de Manolita, termine resultándonos un tanto cargante.
La estructura del texto, en mi opinión, tiene muchos fallos que dificultan los tránsitos temporales y entre personajes y nos desvinculan de algunos de ellos que pierden intensidad o interés por ello.

No hay comentarios: