28 octubre 2014

Los cuerpos extraños

El último libro de Lorenzo Silva, protagonizado por su extraordinaria pareja de guardias civiles Bevilaqua y Chamorro, resultó de los más premonitorio cuando en su trama se hablaba del asesinato de una alcaldesa y, semanas después, conocíamos el crimen de Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación de León.
Pero más allá de esta trágica coincidencia, la trama de "Los cuerpos extraños" gira en torno a la investigación de una trama de corrupción política, algo, para nuestra desgracia, está muy a la orden del día, especialmente esta semana, con las detenciones llevadas a cabo por la Operación Púnica.

Silva, gran especialista del género negro español, nos acerca una realidad que es tan sólo la punta de un inmenso iceberg, dejándonos una sensación de impotencia e insatisfacción tras la lectura, no porque sea mala, sino porque es irresoluble y fiel a la realidad.

Sus protagonistas están ya bien curtidos y, sin embargo, siguen dándonos a conocer nuevas facetas de sus vidas, en este caso, tenemos la oportunidad de saber un poco más del comportamiento del Vila más íntimo, por primera vez en la saga con una relación "estable", porque no considero como tal la bellísima historia que tenía en "La niebla y la doncella", sin duda una de mis favoritas de la serie, que choca frontalmente con la situación opuesta de su compañera, Chamorro, más oscura en este libro, menos centrada profesionalmente, más vulnerable.
La investigación, como siempre, nos atrapa hasta ese final que, por intuido, no resulta menos despreciable.
Certera, breve, aunque no perfecta, es imprescindible para los seguidores de la saga y para confirmarnos, una vez más, el buen hacer de Silva, rey indiscutible del género negro nacional.

Calificación: Bien

Lo mejor: Su visión profética; conocer más a Vila fuera de su entorno laboral; su franqueza.

Lo peor: Que deja mal sabor de boca

No hay comentarios: