10 diciembre 2014

El umbral de la eternidad

Bajo este título, Ken Follet pone punto final a la trilogía "The Century" abarcarndo en esta ocasión el período de la guerra fría.
Una vez más, sucumbimos a la ágil narrativa histórica que temporalmente más nos afecta, de la mano de nuevos personajes, en este caso nietos de los del primer libro, con reencuentros de algunos de aquellos, breves pero certeros.
Si bien es cierto que una enorme parte de la trama se deteniene más en los años del mandato de los Kennedy, la lucha de Martin Luther King por el reconocimiento de los derechos civiles de los negros en E.E.U.U. o la crisis de los misiles en Cuba, también es cierto que no olvida mencionar, si bien en un grado menor, la guerra de Vietnam y el desmantelamiento de la Unión Soviética para dedicar su tramo final, con una intensidad maravillosa y un grito de esperanza, a la rotura del muro de Berlín.
Los dos volúmenes anteriores son maravillosos, épicos, pero es quizá en este último donde más cercanos nos sentimos a la historia de los personajes. No en vano, muchos de los conflictos y personalidades o circunstancias en él narrados son parte de nuestra reciente historia.
Pese a sus 1152 páginas, "El umbral de la eternidad" se lee casi sin querer, porque no se pierde en tecnicismos innecesarios, ni pretende ser riguroso en exceso.
Prefiere adoptar el papel de guía que nos conduce por ellos desde la década de los sesenta hasta casi los noventa, aproximándonos a lo que sucede en la piel de sus personajes,  Destacan sobre todos ellos la familia alemana y estadounidense mientras que la soviética, cobra más protagonismo que en las anteriores novelas.
Lo mejor es sin duda que no es necesario haber leído "La caída de los gigantes" o ""El invierno del mundo" para disfrutarlo si bien algunos detalles pueden escapársenos aunque, en ese sentido, hay que agradecerle a Follet una breve referencia a ellos en circunstancias puntuales, lo que es todo un detalle.
Muy recomendable para los amantes de la historia con mensaje.

Calificación: Sobresaliente
Un maravilloso ejercicio de memoria 
Lo mejor: Como nos hace vivir algunos de los episodios más relevantes del s.XX trasladándonos a la acción con una emoción real; el retrato de la desintegración del comunismo; el ataque a la política americana y su falsa moral; todos y cada uno de los pasajes y personajes relacionados con el muro de Berlín.
Lo peor: Que tardaremos en disfrutar de una nueva genialidad de Ken Follet mucho tiempo.

No hay comentarios: