17 diciembre 2015

La hija del dragón

Pertenecer a un club de lectura tiene, entre otras ventajas, estar al cabo de todas las novedades literarias y resultados de concursos por más novedosos que estos sean, especialmente cuando la ganadora es una de sus miembros.

Este es el caso de Myrian Millán ganadora del concurso de autores indies 2015 organizado por Amazon con esta novela, "La hija del dragón".

Un feroz thriller dividido en dos tramas paralelas: Por una lado, la investigación de unos asesinatos múltiples de chicas jóvenes apuntan hacia algún tipo de organización sectaria que practica en ellas un ritual con origen en civilizaciones antiguas.
Por otro, la historia de Erzébet Bhatory, más conocida como la condesa sangrienta,  noble húngara del s. XVI,por ser la responsable de la muerte de más de 300 jóvenes de la época, tanto nobles como plebeyas, en cuya sangre se bañaba buscando la inmortalidad.
A medida que avanza la investigación, el responsable de la misma, el doctor Emanuel Mason, encontrará un nexo de unión que une ambas tramas y puede ofrecerle la solución al caso de los rituales.
Sin embargo, no lo tendrá fácil. Una antigua conocida, del único caso sin resolver del investigador, está implicada lo que indica que altas personalidades están envueltas y no dudarán en obstaculizar, por cualquier medio, la labor de búsqueda.

Un encomiable trabajo de documentación apoya la parte histórica de la novela, que avanza a un ritmo trepidante hasta un final tan esperado como temido.
Personajes potentes especialmente el de Natalia y la reconstrucción portentosa de Erzébet y su pupila forzosa Anna.
Un relato duro, plagado de crueles pasajes que aportan una dramática verdad a la narración no apto para cualquier lector porque puede herir la sensibilidad por la minuciosa drescripción del sadismo de los ritos.

Calificación: Notable.
Un ejercicio de historia bien novelado, ágil, inteligente y demoledor.

Lo mejor: Los personajes femeninos, todos y cada uno de ellos; toda la historia ambientada en la vida de Erzébet; la inteligencia que destila; su trabajo de documentación.

Lo peor: el personaje del investigador queda un poco cojo para aquellos que nos acercamos a él por primera vez sin haber leído los antecedentes a esta historia que están en el libro "Décima docta".

No hay comentarios: