16 abril 2007

Todo bajo el cielo

Bajo tan insigne título, uno alberga la esperanza de encontrar un bella historia que viene avalada con un singular número de ventas. Claro que teniendo en cuenta que su autora es Matilde Asensi, uno puede dudar de conseguir tal objetivo y tras su lectura, obligada de alguna forma por ser un libro que alguien muy querido me ha regalado, se confirma el fiasco. He de confesar que ya tenía una idea preconcebida, nada favorable de la autora de "El último catón" pero es que lo de este libro raya en la tomadura de pelo. Bien pudiera venderse como un libro juvenil, porque la fuerza dramática, si es que en algún momento la tiene, es propia para un lector joven, sencilla hasta lo tópico, con unos personajes típicos de comedia de Arniches, unas situaciones nada creíbles y un desarrollo lento y prolongado hasta el hartazgo, con un final propio de cuento de hadas. Un quiero y no puedo literario.
La historia es simple: mujer madura de principios del s. xx acomodada y con un matrimonio del que sólo queda la palabra que lo define, queda viuda y hereda las propiedades que su difunto tiene en Japón que se ven convertidas en deudas por la disoluta vida de este en la región de Sanghai. Pero el motivo real de la muerte es la búsqueda del "cofre de los 100 tesoros" que supuestamente obraba en poder del difunto y que esconde, nada más y nada menos que la ubicación del mausoleo secreto de la primera dinastía Qi (ahí es nada). Por obra y gracia de la autora, la protagonista lo encuentra y cuenta con la ayuda de un anticuario, con "ocultos" motivos para acompañarla en la búsqueda, amén de una sobrina por la que sufre una total antipatía, a los que se une un joven de los suburbios. Viajes por aquí, viajes por allá, teorías del ying y el yang, taichi y mucha grandilocuencia hasta llegar al único pasaje de la novela, el descubrimiento del mausoleo, que parece la descripción de una aventura de Indiana Jones, pero que al menos resulta menos muermo que el resto.
Totalmente olvidable.
Calificación: Muy deficiente
Lo mejor: la parte del descubrimiento del mausoleo, pese a la fantástica forma de resolver en menos de una página según que acertijos para continuar avanzando hasta llegar a él.
Lo peor: Que sea uno de los libros más vendidos del país pese a su ínfima calidad literaria.

Escuchando FLEETWOOD MAC "Hard Feelings"

1 comentario:

pijomad dijo...

menos mal que coincidimos...también en esta crítica¡¡¡