19 junio 2007

Favole


He aquí una obra de ese género narrativo tan denostado que es el cómic cuya autora, gallega, es de esas que difícilmente pueden pasar desapercibidas.
Victoria Francés, compone en la que fue su primera obra de ilustración, "Favole", un universo gótico y mágico, de una sensualidad arrebatadora, que nos sumerge en el atormentado mundo de sus personajes.
Tres libros componen la historia:
- Favole 1: Lágrimas de piedra. Quizá el más flojo narrativamente, pero con unas bellísimas ilustraciones.
- Favole 2: Libérame. El mejor sin lugar a dudas. Un cambio total en relación al primero pasando a la asociación de texto imagen, pero no a modo de comic, sino de tipo ilustración y pie de ilustración. Las láminas son de una belleza extraordinaria y las imágenes femeninas son esquisitas, sensuales y cautivadoras. Las masculinas, son arrebatadoras, si bien con mucho menos protagonismo.
- Favole 3: Gélida luz. Pone el broche a la trilogía. Hay mayor protagonismo de imágenes masculinas y sigue la estela del segundo volumen. Las ilustraciones incluyen también algo de los paisajes, no sólo personajes, y son las más oscuras de la trilogía.
Si bien la historia es oscura y algo endeble de argumento, las ilustraciones son una auténtica obra de arte que la complementan y superan convirtiendo en una delicia su lectura. A diferencia de otras obras del género, las ilustraciones no son propiamente reflejo de lo escrito, no en vano la prosa poética de escogidas y cuidadas palabras, algunas francamente rebuscadas y rimbombantes para los profanos en el ejercicio de la lectura, difícilmente soportarían tal cúmulo de adjetivaciones. Más bien son las propias láminas, porque realmente son mucho más que dibujos o viñetas, aunque la autora aporte algún boceto, las que dan pie al escaso texto, permitiendo la creación de una historia mucho más completa e intensa.
Bellísimos trazos, detalles esquisitos y una perfección de las fisionomías casi fotográfica, en la que fácilmente podemos distinguir los rasgos de la autora en el personaje protagonista, Favole.
Sensualidad rutilante, reflejo onírico de mundos de tiniebla en los que la autora se mueve como pez en el agua. Un auténtico regalo para la vista.
Calificación: Sobresaliente en ilustración y bien en narración.
Recomendado especialmente a los amantes del comic en general y del gótico en particular.
Lo mejor: El segundo volumen.
Lo peor: Lo flojo que resulta el primer libro pese a sus extraordinarias ilustraciones.


Escuchando AMARAL "Tarde para cambiar"

No hay comentarios: