05 diciembre 2007

Cántico de sangre

Mucho después de haber terminado la saga, paso a dejaros mi impresión del libro que cierra, hasta el momento, las crónicas vampíricas de mi admirada Anne Rice.
La sensación que he tenido al leerlo ha sido francamente contradictoria. Por una parte, si bien imaginaba que no sería ni mucho menos el libro definitivo, si confiaba en que Rice seguiría la estela revitalizada del anterior libro, "El Santuario" lo que se ha traducido en una enorme decepción, aunque la parte final del relato recupera un poco los ecos que una vez protagonizaron la saga, por lo que tampoco puedo decir que la historia no me haya gustado. Pero sí puedo afirmar, con absoluta rotundidad, que es el libro más flojo de todas las crónicas vampíricas. Aunque hay que comprender la situación personal de la autora en la fecha que escribió el libro: el fallecimiento de Stan Rice, su marido en 2002, por lo que no es de extrañar el abatimiento que predomina en su primera mitad, que si bien está protagonizada por nuestro vampiro favorito, el indómito príncipe consentido de las tinieblas, Lestat, es un absoluto reproche a los lectores que no comprendieron dos de los libros que integran las crónicas: "El ladrón de cuerpos" y "Menoch el Diablo", los más denostados por la mayoría y para los que sin embargo, yo sólo tengo elogios por lo que puedo entender ese desahogo de la autora pero que va en total detrimento del ritmo y entidad de la novela que nos ocupa, la menos elaborada hasta que hacía el final, Rice despierta de su letargo y ofrece algunas bellísimas páginas que como no, nos devuelven al Lestat evolucionado de los últimos libros compartiendo con la fría Rowan Mayfair una relación condenada a la destrucción y el desastre desde el principio.
La acción comienza tras la conversión de Mona Mayfair en vampiro de manos de Lestat por petición del amante de esta, Quin Blackwood, quien aún neofito, se siente incapaz de hacerlo. Esto complicará no poco la relación de ambos jóvenes y complicará más si cabe el futuro incierto de la familia Mayfair. Rowan Mayfair, tía de Mona, será el gran obstáculo insalvable y el objeto de perdición de Lestat, que siente el irracional impulso de convertirse en santo, cansado de su eterna condenación no elegida. Al mismo tiempo, su curiosidad por los Mayfair y el secreto de Taltos sobre el que tanto poder tiene la recién convertida Mona, serán la nueva aventura en la que Rice nos embarca en este título.
Calificación: Bien.
Sólo recomendada para los amantes de las crónicas.
Lo mejor: su abierto final, su interesante estudio existencialista y religioso.
Lo peor: su primera mitad, que decepcionará a los incondicionales; una vez más la odiosa Mona Mayfair.


Escuchando CARLOS NUÑEZ "El pozo de Arán"

No hay comentarios: