24 junio 2010

El Asedio



Los que seguís el blog, sabéis de mi debilidad por Arturo Pérez Reverte.
Sin que me cautive completamente como sí lo hace Carlos Ruíz Zafón, reconozco que sus historias me atrapan si bien el encanto se deshace, invetiblemente y desgraciadamente por sistema, en los finales de sus historias.
"El Asedio", se convierte en el último ejemplo de como destrozar una buena trama.
Es innegable la capacidad narrativa de Reverte para atrapar al lector desde el principio de la historia, especialmente si esta se ambienta en un hecho histórico como sucede en esta novela, y retoma algunos aspectos en los que el autor está curtido: el lenguaje náutico y comercial de época, que tan buenos resultados le ha dado en trabajos anteriores.
Aquí nos emplaza en el Cádiz de 1812, en el momento de auge de la Guerra de Independencia, mostrándonos una ciudad baluarte de la resistencia española frente a los franceses, instalada en unas costumbres y clasismo que defiende con fiereza en un momento político y social frágil que cambiará para siempre a todos y cada uno de sus habitantes. En este escenario, veremos la evolución del conflicto desde las distintas perspectivas que nos ofrecen los personajes que pueblan la historia, girando en torno a la búsqueda policial por la aparición de un despiadado asesino en serie que tortura inhumanamente a jóvenes gaditanas deshollándoles la piel y abandonando luego los cadáveres en enclaves donde han caído bombas francesas, componiendo sobre el mapa de la ciudad un tablero de juego mortal.
Un policia corrupto será encargado de resolver el caso empleando maneras poco ortodoxas en un intento de redención personal imposible; La heredera solterona de una firma comercial de gran peso en Cádiz luchará por mantener los dañados cimientos de un mercado hasta entonces colonialista y que poco a poco lucha por la libre competencia, mientras elige entre mantener lo que conoce o entregarse al vértigo de la novedad aunque para ello deba renunciar al amor; Un capitán corsario desengañado que busca reflotar un futuro que nunca vio tan lejano; Un taxidermista que depura su odio contra una sociedad que le anula ofreciéndose como espía; Un guerrillero que comprenderá la futilidad de su empresa y un artillero francés que convierte en estrado académico de sus teoremas matemáticos el lanzamiento de bombas contra la ciudad. Abocados todos a encontrarse, a cruzar sus vidas en un punto y final de todo lo que conocen sin poder entrever una salida a un futuro incierto.
Calificación: Notable
El retrato de los personajes es bueno aunque tramposo en el caso de los masculinos para fortalecer el arranque de la búsqueda del siniestro asesino. Quizá excesivamente técnico sobre todo en lo que relacionado al lenguaje marítimo y matemático. Esto ralentiza la acción y embrolla innesariamente la trama.
Una agradable lectura para el verano.
Lo mejor: El climax de misterio que mantiene hasta prácticamente el final; El retrato de la época; Las trampas que le ponen al asesino; la historia del guerrillero salinero
Lo peor: La resolución del misterio, metida a calzador, con una teoría que yo personalmente no entiendo; El final de el capitán corsario, absolutamente injusto


Escuchando LADY ANTEBELLUM "Need you now"

No hay comentarios: