10 julio 2007

Gothika

Vuelvo a recuperar uno de los géneros reurrentes de mis lecturas, los vampiros, de la mano del último Premio Minotauro 2007, Clara Tahoces.
A este libro llegué por una entrevista que realizaban a su autora en una revista y me gustaron mucho sus respuestas, sorprendiéndome el hecho de que fuera grafóloga y colaboradora de una publicación como "Más Allá de la Ciencia" y sin embargo se mostrara más bien escéptica respecto a elementos "sobrenaturales". Todo ello unido a que el libro pertenece al género fantástico y con vampiros como protagonistas, más la extraordinaria ilustración de portada, me llevaron de cabeza a adquirirlo y ponerme a su lectura de forma instantánea mientras regresaba a casa tras su compra, suspendiendo en el acto la lectura que estaba haciendo del último libro de Matthew Pearl, "La sombra de Poe", bastante malo por cierto, aunque ya le dedicaré el oportuno post cuando lo concluya.
Si bien al principio adolece de un intento, fallido, todo hay que decirlo, de emular el estilo de Anne Rice en sus crónicas vampíricas, cuando pierde por fin el miedo a desarrollar su propia identidad, a partir del cuarto capítulo en concreto, la historia gana fuerza y uno se introduce en ella de cabeza, con intensidad, hasta el final. A ello contribuye ambientar la historia en lugares más cercanos al lector de aquí, concretamente Madrid y su noche, para la trama que se desarrolla en el momento actual y a la siempre mágica Galicia para desarrollar la parte oscura y más potente del relato.
"Ghotika" es el seguimiento de la vida de Analisa desde que acude a la llamada de su tía moribunda, Emersinda, aquejada de un extraño mal, para despertar un día como no-muerta dentro de un ataúd, sin ser consciente de su nueva condición hasta que despierta su "hambre" de sangre.
Paralelamente, narra la historia de Alejo, un frustrado escritor avocado a escribir, por mandato editorial, manuales de todas aquellas discipinas iniciáticas de las que sólo conoce el nombre y que mantiene una relación sentimental con Silvia, una joven de buena familia con un hermano, Darío, que es la oveja negra de la familia, que le servirá de salvoconducto para conocer el ambiente gótico madrileño en el que ve un filón para escribir la historia que puede brindarle el reconocimiento que persigue.
Ambas historias se entrelazan através de la inmortalidad de Analisa, que se convertirá en la obsesión y la perdición de Alejo, y nos descubrirán personajes secundarios que dan forma y sentido a la trama de manera solvente, entretenida y eficaz.
La única pega es quizás, que no sea una lectura atemporal, porque algunos de los recursos, acertados para un lector especialmente "joven", en ella empleados, como las conversaciones por messenger con el formato de txto hbtal en ls sms, tan vigente ahora, y las referencias a grupos de un determinado movimiento urbano como los góticos, condicionan que en el futuro esas referencias sirvan para identificar bien algunos aspectos para alguien profano en la materia.
No obstante, sobre todo de cara al verano, es una de esas lecturas fáciles, que se disfrutan con intensidad por su estructura fílmica, lo que la hace asequible incluso para aquellos que no son amantes del género.
Calificación: Notable
Lo mejor: los personajes de Violeta y Mariana; la crueldad de esta última y su absoluta falta de escrúpulos; la frescura de los diálogs que en más de una ocasión provocan una cómplice sonrisa; su golpe de efecto final (algo previsible, pero muy acertado)
Lo peor: Sus tres primeros capítulos que resultan un pequeño "quiero y no puedo" hasta que la autora por fin se arriesga a seguir su propio camino, sin defraudar y superando las espectativas iniciales.
>br/>

Escuchando GEORGE MICHAEL "Praying for time"

2 comentarios:

Blanche dijo...

hola guapiiiiisima , que hacia mucho que no te visistaba, espero que todo vyaa bien, besotes

Anónimo dijo...

Esta novela me fascinó. Adictiva de principio a fin.
Saludoss de un navegante de la red