26 junio 2008

Amante eterno

Segunda entrega de "La hermandad de la daga negra". Dicen los entendidos de la misma y fieles seguidores de la escritora J.R. Ward, que es el libro más difícil que acometió por su falta de empatía con el protagonista. Pues para mí, aunque sea por llevar, (una vez más), la contraria a la mayoría, este es con diferencia el mejor libro de los tres editados hasta ahora en castellano. Ya no sólo por el protagonista, que a mí me parece el más adorable de los miembros de la hermandad, sino porque los personajes secundarios y las subtramas están muy bien trabajadas y el ritmo es frenético.
En esta ocasión conocemos en profundidad el día a día de Raghe, el hermano más perfecto de la hermandad y que sin embargo, está condenado a sufrir una maldición impuesta por la Virgen Escribana, la deidad de la raza de los vampiros, a raíz de un acto de violencia innecesaria cometido en su juventud y que lo convierte, en los momentos en que se enfurece ya no en un peligro para sus enemigos, sino para todos los que estén a su alrededor, hermanos y seres queridos incluídos, al transformarse en una horrible bestia irracional sedienta de violencia. Sin embargo, cuando conoce a Mary, una joven enferma de cáncer que dedica su inestable tiempo de salud a la atención de una línea telefónica de prevención de suicidios, comenzará a intentar aprender a convivir en paz consigo mismo, aunque no siempre resulte fácil, sobre todo cuando "La Hermandad" es informada por Bella, una vampira vecina de Mary, (obviamente la joven desconoce este aspecto), de que uno de los asiduos "pacientes" puede ser John, un joven que ignora su condición de vampiro en la edad próxima a la transición.
Esta entrega tiene más presencia del mal, con cabezas visibles del mismo que aportan más interés a las tramas. También existen más escenas de luchas y enfrentamiento, incluso entre algunos miembros de la hermandad, y continúa profundizándose en algunos de los personajes del primer libro, en aspectos de la hermandad así como sus costumbres y rituales (extraordinario el uso de un lenguaje propio para denominar algunas palabras, situaciones o miembros de la raza vampírica con su correspondiente glosario al principio del libro) . Por supuesto, se nos avanzan algunas situaciones que protagonizarán el siguiente libro lo que hace que aún llegando al inevitable final, uno desee abrir la primera página del siguiente para continuar con la saga.
Calificación: Notable
Indispensable haberse leído el anterior.
Lo mejor: Sus protagonistas; el paralelismo entre situaciones reales y ficticias; el progreso significativo de todos y cada uno de sus personajes; el punto dramático (no sentimentaloide) hacia su final, aunque la autora termina por no arriesgar, una lástima.
Lo peor: que se acabe.


Escuchando MUSE "Pray for a dying atheist"

1 comentario:

Belle dijo...

Hace tanto que no te visitaba...me apunto las recomendaciones.

Bsos

Belle