28 mayo 2008

Marina

¡Bellísimo! Este es entre otros muchos adjetivos como imprescindible, envolvente, inolvidable... bien pueden calificar esta novela del genial Carlos Ruíz Zafón, que se vio eclisada por el clamoroso éxito de su siguiente trabajo, "La sombra del viento", momento en el que vió la oportunidad de reeditarse hasta alcanzar actualmente su 15ª Edición, (teniendo en cuenta que su primera edición fue en 1999 y las posteriores se han realizado a partir del 2007!!!!!) lo que no hace sino constatar la calidad de su contenido, más allá del fenómeno literario.
Si recientemente hablaba de "El juego del ángel" , el último trabajo editado del autor, con dudas de establecer mi favoritismo entre esta y "La sombra del viento" he de decir que sobre ambas, prevalece esta que nos ocupa.
Pendiente aún de terminar la bibliografía de Carlos Ruíz Zafón, de la que aún tengo por leer la "Trilogía de la Niebla" completa, empezé con "Marina" de la que había oído excelentes comentarios, sin saber exáctamente si me encontraría una diferencia abismal entre el autor consagrado y el principiante. Esa diferencia es inexistente. La solvencia de la historia es absoluta, su encanto innegable y la trama breve pero intensa, condensa lo mejor del autor en una historia, como no, ambientada en esa Barcelona oculta, misteriosa y desterrada, con algunos lugares comunes a sus sucesoras, protagonizada por dos jóvenes de una madurez extraordinaria, que protagonizan una bellísima historia de amor en un marco impregnado del misterio, la intriga y la acción propia del autor.
De nuevo el hilo conductor es masculino: el joven Oscar Drai, que ve transcurrir sus días de estudiante en un internado en el que no termina de encontrar su lugar ni encuentra asignatura lo suficientemente interesante en la que profesar una devota vocación que defina su futuro. Su único solaz consiste en sus salidas no autorizadas del centro recorriendo las calles que en su día ostentaron mansiones señoriales. En una de estas salidas, llegará hasta la mansión de los Blau, a la que accede tomando por desocupada, siendo sorprendido por el dueño, Germán Blau, lo que provoca que en su huída precipitada lleve consigo un reloj de bolsillo que pertenece a este último.
El remordimiento le hará volver de nuevo a la propiedad para devolverlo, momento en el que conoce a la hija de Germán, Marina, una joven de su edad sagaz e inteligente de carácter desenfadado, ante la que sucumbe inevitablemente su joven corazón. A instancias de Marina, la acompaña a desentrañar un auténtico misterio del que comenzarán a tomar parte sin poder evitarlo cuando sustraen un viejo y singular albúm fotográfico de un invernadero, que perteneció a uno de los pro-hombres de la sociedad barcelonesa de principios de siglo y al que le dieron la espalda todos cuando se destaparon algunos asuntos turbios relacionados con una actividad privada al margen de su vida pública. La muerte, la intriga, el asesinato y también el amor se conjugarán para hacer vivir a ambos la aventura de su vida y alejarlos de una realidad dolorosa que Marina esconde a Oscar que hará que "Todo lo recordado sea lo que nunca ha sucedido".
Tras su lectura, encuentro que es quizá la obra con la que más se identifica el autor, porque en "El juego del ángel" hay una aproximación en la trama a algunas circunstancias que se exponen en "Marina".
Calificación: Sobresaliente "cum laudem"
Un ejercicio de literatura con mayúsculas del escritor llamado a ser el referente del exponente literario actual de la lengua en castellano.
Lo mejor: La envolvente atmósfera que atrapa al lector desde el comienzo dejándolo sin aliento hasta su conclusión, que hiere por su absoluto realismo, tan crudo y contrapuesto a la fantasia que envuelve al resto del relato;Todos y cada uno de los personajes que pueblan el relato, con los que es inevitable empatizar; su conmovedor y cruel discurso, plagado de frases para recordar.
Lo peor: Haber tardado tanto en descubrirlo.



Escuchando SCARLET JOHANSON "Falling Down"

No hay comentarios: