21 mayo 2008

Los años del miedo

Nunca está de más echar la vista atrás para saber cómo éramos, porque para llegar hasta donde estamos actualmente, hubo unas generaciones que no se las prometieron muy felices y que, sin embargo, no sólo han tenido una vida longeva que para nosotros quisiéramos, sino que a pesar de mil y una calamidades, guerra civil incluída, guardan nostalgia de aquella época y gratos recuerdos.
Con este libro de Juan Eslava Galán, uno logra una aproximación, eso sí poco rigurosa y subjetiva a mi modo de ver, de lo que fueron aquellos años. Ahora bien, de lo que sugiere el título, al contenido, hay un abismo tremendo, casi insalvable.
Sabemos que se pasó hambre, nos lo decían nuestros abuelos, incluso algunos padres y lo dice el libro, pero no se siente. Me explico. Cuando leí "La ladrona de libros" pude sentir la angustia, el miedo, el sufrimiento de los hechos en él narrados. No es el caso de "Los años del miedo".
Quizá sea la sorna que se gasta el autor o su empecinamiento por arremeter continuamente valiéndose de los típicos tópicos: "landismo", machismo,continuo ataque al clero, chascarrillos de la época...), pero del sufrimiento del pueblo, quedan breves espejismos inducidos por la mención del hecho concreto. Lo único que se saca en claro al terminar su lectura, que hay que reconocer resulta entretenida aunque no consigue su propósito de fidelidad a los hechos, es que la época de Franco resultó ser un lucrativo negocio para una gran parte de avispados españoles, una excusa perfecta para mortificar a la mujer por pecados comunes al hombre y el frustrado intento megalómano de un hombre que erró en los modos/formas pero que tenía una idea de fondo que era común al sentir de una gran mayoría de aquella generación.
Calificación: Bien.
Una informal forma de saber que se cocía por aquel entonces pero en absoluto un fiel reflejo.
Lo mejor: Su humor (excesivo quizás para el tema que trata que lejos de aproximar la realidad la deforma); su ágil lectura.
Lo peor: su subjetividad; su sorna; Su banalidad para tratar un tema tan serio como fue la postguerra española: a los que desconocen los hechos les puede parecer una época meramente anecdótica cuando fue un momento que sentó las bases de la sociedad actual; los chascarrillos de taberna en detrimento de un acercamiento más real a los hechos; Mostrar la corrupción como una respuesta natural a la que todos y cada uno de los miembros de la sociedad deben adaptarse incluso participar si quieren ser alguien; la demonización del clero en general por la actitud de su cúpula en particular; La imagen de la mujer: siempre objeto de deseo o manipulación, en ningún momento, ninguna referencia a ninguna mujer inteligente, como si en aquella época sólo hubiera "tontas", lo siento pero no me lo creo; Su falta de rigor pese a la extensa bibliografía empleada.



Escuchando PEREZA "Princesas"

No hay comentarios: