20 diciembre 2005

Carta abierta a S.S. M.M. Los Reyes Magos



Queridos Reyes Magos:

Como siempre por estas fechas me dirijo a vosotros para exponeros mis deseos para este año que culmina abriendo las puertas a uno nuevo lleno de páginas en blanco por escribir. No voy a mentiros diciendoos lo buena que he sido este año, sencillamente he sido más paciente y he limado las asperezas que han ido surgiendo de la forma más diplomática posible para no herir a nadie. ¿Puede eso considerarse ser buena? No me negaréis que al menos este año he purgado cualquier mala acción de los anteriores, ¿no?. Bueno que me desvío del motivo de esta carta. Un año más voy a pedir que me toque la loteria. Lo sé, lo sé. Tenéis millones de peticiones parecidas pero como la esperanza, es lo último que se pierde, yo seguiré insistiendo haber si me cae algo. Con una pedrea, me conformo.

El carnet de conducir he decidido que no me lo regaléis porque luego tendría mala conciencia y no sabría si me han aprobado por lástima o por mis habilidades (nulas) al volante. En su lugar, traédnos la Renfe al pueblo (que no el tren ligero, que sería un atraso) que a más de uno nos daríais una alegría y así verían el carbón por sus malas acciones los de Blas, que un año más nos han obsequiado con un penoso servicio que han incrementado de precio para mantener a la misma plantilla de borregos de años anteriores y contratar a auténticos temerarios al volante conduciendo los mismos cascajos de años anteriores que dan calor cuando uno necesita frío y viceversa.

Como ya no tengo edad de muñecas, me conformaré con que me mantengáis el trabajo y si puede ser con una subida digna, pues oye, mejor porque sino me compensa más traer un nuevo muñeco al mundo y quedarme en casita con los tres trabajando por y para ellos que seguro que me provoca más satisfacción que venir aquí y descubrir que como sólo vengo a trabajar (por eso te pagan no) soy "funcionaria" y "amoral".

La salud, voy a pedir tener la misma que este año, que no es poco después de tantos sustos que se han diluido ante problemas más serios a los que se enfrentan otras personas pero si os rogaría que aumentáseis la de mis seres queridos, que últimamente la echan en falta entre vuestros regalos. A cambio, me olvidaré de ese maldito vicio que ahora me convertirá en criminal por obra y gracia de ZP. Por cierto, a ver si conseguis que lo dejen de comercializar porque me han comentado que sus efectos son nocivos para la salud. Buscad una alternativa válida y menos costosa. Preferiblemente que nos ponga la sonrisa y no nos la quite en la misma medida que la suya se dibuja de forma caricaturesca, ¿vale?.

Pues nada, que si me traéis lo que os pido el mundo no cambiará pero como para eso tendría que cambiar la voluntad de los hombres, mejor le pedís a Dios que rece por todos nosotros a ver si entramos en razón antes de que esto pase ficción fílmica americana a cruda realidad.

Un beso majos y os dejaré esa copita de licor de siempre junto al árbol, que sé que os alegra el corazón cuando las lágrimas por lo que veis os nublan los ojos y por supuesto, agua para esos camellos que llevan una carga tan preciada que ningún bien material en el mundo, la podría igualar: LA FANTASÍA.

Vuestra siempre, Mardolo.

Escuchando ZUCCHERO "Senza una Donna"

2 comentarios:

Uada dijo...

No pides nada eh! ojalá los reyes magos fueran genios de la lámpara ... ojalá los genios de las lámparas existiesen... Y ojalá todo fuera más fácil, verdad?
Yo te deseo que alguno de los tres reyes se lea a conciencia tu carta, y te lo traigan todo, que tampoco pesa tanto.

Besitos ;)
Lara

leodegundia dijo...

¡Qué curioso!, las dos empleamos la misma foto para escribir una carta, tu a los Reyes y yo a mi memoria.
Espero que los reyes tengan en cuenta lo buena que fuiste todo el año y te traigan todo lo que pides.
Un abrazo