06 diciembre 2005

El interior de mi bolso



Ya desde pequeña me encataba atisbar el interior de los bolsos de mi madre, tía, abuela y similares. Siembre he pensado que su contenido nos revela mucho de la persona que lo lleva. Hoy he volcado el mío, tal cual, para dejaros ver lo que llevo en él. Son esas cosas sin las que no puedo salir de casa:

- Mi cartera. Siempre con muy poco dinero (prefiero llevar tarjeta para que si me roban no me dejen pelada), llena de fotografias de mis niños, de mi marido, de mis padres y hermanas y una imagen de la Macarena y otra del Cristo de los Dolores y por supuesto, mi D.N.I. Sin él no voy a ningún lado.

- La tabaquera. Soy una fumadora empedernida. La llevo conmigo a todas partes.

- Portalentillas. Soy miope perdida y llevo siempre a cuestas mis lentillas y mis gafas.

- Móvil. Por motivos de trabajo fundamentalmente. Al pasar tantas horas fuera de casa he de estar localizable por si hay cualquier contratiempo con los niños. Apenas lo uso para llamar. Cuando lo hago prefiero hacerlo desde el fijo, en mi casa o directamente hablando. Odio hablar por teléfono. Prefiero escribir cien mil veces.

- Bolígrafos. Incluso lapiceros (indispensables para los que como yo leemos y nos gusta subrayar aquellas frases que nos impactan). Nunca se sabe cuando los puedes necesitar.

- Cosméticos. Principalmente vaselina para los labios que se me cortan con mucha frecuencia y dos barras de labios una en tono claro, para el trabajo y otra más oscura si salgo de noche. También llevo muestras de maquillaje, cremas y serum. No suelo maquillarme, principalmente porque me da mucha pereza tener que desmaquillarme antes de acostarme y porque siempre voy muy escasa de tiempo. Me suelo arreglar en el baño de la oficina antes de incorporarme a mi jornada laboral o si he quedado con mucha gente para que no se me note el cansancio y tener mejor aspecto. Pero prefiero ir con la cara lavada.

- Monedero. Para llevar la calderilla a mano en caso de tener que comprar una botella de agua, chicles o cualquier chuchería y sobre todo para las propinas. Siempre doy propina (hasta si entro al baño de un bar sin haber consumido) excepto que reciba un mal servicio. Es mi forma de dar las gracias.

- Paraguas. De tamaño práctico y resistente. En invierno no salgo de casa sin él. El tiempo es muy impredecible.

- Pañuelos. Prefiero los de tela pero son poco prácticos por lo que tiro de los populares Kleenex, que son mucho más cómodos y eficaces sobre todo cuando tienes niños y para los que usamos gafas para limpiarlas de manchas indeseadas.

- Chicles. Soy consciente de lo molesto que debe ser sentarse al lado de un fumador. Por eso siempre los llevo para introducirme uno en la boca en cuanto entro en el tren o en el autobús. Además como soy muy nerviosa, me ayuda a aliviar la tensión.

- Mechero. Siempre llevo uno de repuesto.

- Pastillas. Siempre llevo valeriana e ibuprofeno para evitar pequeños malestares.

- Cartas. Soy la encargada de depositar el correo de la oficina en el buzón amén de recoger el de mi casa y echar aquellas cartas que mi marido no puede echar.

- Abono transporte. A falta de carnet de conducir, soy usuaria diaria del transporte público.

Y vosotr@s, ¿qué llevais en vuestro bolso, mochila?

Escuchando FLEETWOODMAC "Everywhere"

1 comentario:

leodegundia dijo...

Creo que llevo bastante menos que tú: la cartera (dinero y DNI), bolífrafo, una libreta pequeña para notas, paraguas, llaves y pañuelos. Eso es todo.