19 abril 2006

Regreso por todo lo alto... y no tanto

Image hosting by PhotobucketAyer tenía una cita ineludible con mi doctor favorito: Gregory House . Comenzaba la segunda temporada de esta serie estadounidense que se ha consolidado en la televisión a fuerza del boca a boca (principalmente) y la publicidad de la cadena que la emite. Desde luego, es la única cadena que, hoy por hoy, está ofreciendo series inteligentes, buenas y con aires renovados: The Closer es otro buen ejemplo. Pero de esta, hablaré otro día.

Hoy quería hacer incidencia sobre esta nueva temporada, que no se ha hecho esperar innecesariamente como sucede la mayoría de veces en nuestra televisión, a efectos de marketing en detrimento de calidad. Si ya la temporada anterior se había clausurado dejando constancia del extraordinario elenco de actores que la componen (del primero al último), la solvencia y genialidad de sus guiones y un humor ácido al que cada vez, será cuestión de edad, soy más adicta para culminar con dos capítulos impresionantes (uno de ellos galardonado como un Emmy) que nos dejaron con ganas de más, la nueva entrega no ha decepcionado. Se ha superado así misma. Realmente impactante el segundo capítulo de ayer de esta segunda temporada. Lo reconozco, lloré, no lo pude evitar, y no era para menos. Y no fue porque fuera sensiblero, más bien todo lo contrario, cruel y ácido pero con unos toques de humor extraordinarios, apropiados y necesarios. Hugh Laurie ha profundizado más, si cabe, su personaje e incluso le ha dotado de una mayor sensibilidad que en la temporada anterior, y el resto de los personajes también han crecido consolidadando y mejorando el resultado global de la serie. Un sobresaliente con matricula de honor vamos. Image hosting by PhotobucketPor el contrario, no puedo decir lo mismo de "Mujeres Desesperadas" . Las chicas de Wysteria Lane, se han dejado la frescura en el camino (a fuerza de impulsar un Oscar imposible alguna con su película "Transamérica", a golpe de melena "porque ella lo vale" otra y sacando sus miserias a la luz al más puro estilo "Salsa Rosa" una última) y sobre todo a explotar los recursos que las catapultaron a la fama en la primera entrega sin explorar nuevos horizontes, sus personajes se quedan huecos, ridículos y las tramas cojean y sólo se sostienen con dignidad con la interpretación de Marcia Cross (Bree Van de Kamp), la única que a mi juicio, mantiene algún tipo de interés. Se han empeñado en dotar de un cierto "halo misterioso", esta nueva etapa con la irrupción de unos nuevos vecinos en una cuadratura imposible del círculo que tan buen resultado les dio en la primera parte. Los personajes masculinos, creíbles dentro del género de comedia surrealista en el que viven en sus primeros episodios, aparecen ahora impuestos y forzados, como un decorado al servicio de unas mujeres que se han propuesto deleitarnos visualmente más que a golpe de interpretación. Una auténtica lástima. El personaje de Susan, gracioso antes, se ha vuelto patético e insoportable, el de Lynette es una auténtica burla llena de tópicos manidos que reivindican un protagonismo entre lo exótico del resto de compañeras, y el Gabrielle se ha vuelto ridículo, estúpido y más que de una mujer parece el papel de una universitaria de película teenager americana. Y luego la imposición de una Eddie, antes mero bulto, y que ahora reclama su espacio sin aportar nada, sólo más metraje de carne, vacío de sentimiento que lanza texto argumentado por unos guionistas que han perdido el hilo. Y es que tras una primera etapa gloriosa, debían haber tomado ejemplo de nuestra nacional "Siete Vidas" y haber echado el cierre dejando un buen sabor de boca, en lugar de esa sensación de chicle mascado que avoca inevitablemente al zapping, en el caso de los noctámbulos de pro y al sueño, en el caso de las extenuadas como yo.



Escuchando MANÁ "Ángel de amor"

6 comentarios:

M.Alicia dijo...

Hola Mardolo.
Tienes un blog precioso. Me ha gustado mucho.
Quería decirte que hace tiempo que no veo mucho la tele pero ayer fué uno de esos días que me encontré haciendo "zaping" y llegué hasta algo que me hizo quedarme allí.
Una serie diferente, que me llamó mucho la atención. No sabia como se titulaba ni me acordaba de la cadena pero si se que me gustó. Tal vez fué por ese "humor ácido" que dices o por que me pareció una forma diferente de ver las cosas. El caso es que creo que intentaré volver a verla otra vez si no se me olvida el día y la cadena, que esa es otra.
Besos.

Pd. Se me olvidó decirte que entré aquí por el enlace de Patricia y Ricardo (Mi tribu urbana) y la verdad me ha gustado tu blog. Si me lo permites alguna otra vez volveré por aquí.
Hasta pronto.

PATRICIA/RICARDO dijo...

Hola Mardolo,espero cuando este alla poder seguir tus consejos sobre lo que hay en tele,previamente tendre que comprar una jeje,te mando un abrazo.
RIK_RDO..

Mardolo dijo...

M. ALICIA: Aquí todo el mundo es libre para entrar y salir cuando lo desee. Es un refugio abierto para conversar y eres bienvenida. Me alegra que te guste la página. Ya sabes donde puedes volver siempre que te apetezca.
Un abrazo y gracias.
PATRICIA/RICARDO: Antes de la tele tienes que buscar casa, que es más importante, jajaja. Y con las playas que hay en Asturias no creo que necesites tanta televisión como yo.
Un abrazo a ambos.

Cris dijo...

Uf, House, mi punto débil... En casa además de los capítulos de Cuatro veo los de Fox que van más adelantados, y estoy enganchada. Recientemente estuve en Londres y pude ver la serie en versión original, creo qeu van por la tercera temporada. Me encanta la voz que tiene él.
Besos!

Mardolo dijo...

CRIS: ¡Qué suerte ver con antelación sin depender de una cadena públcia!. Lo que daría yo por verlo en versión original, porque es muy brittish y seguro que vocaliza bien, a diferencia de los americanos.
¿Tercer temporada? MMMMM bien,bien, bien.
Un besazo guapa. Y buen fin de semana.

Penurias dijo...

Ay, guapa... House aún no he llegado a verla, en mi tv cuatro se ve de pena y requiere un esfuerzo supremo de atención!, pero todo el mundo me habla muy bien de ella. Y mujeres desesperadas... me sigue encantando. Coincido contigo en los comentarios de Teri H., pero me siguen pareciendo muy parecidos los puntos irónicos de la serie: en ningún momento me la planteo como una serie de perfil realista... si no que juega irónicamente con tópicos típicos y exagera sucesos que bien podrían darse en el mundo real.

Lo más importante es que haya variedad para todos los gustos.

Muacas.