17 enero 2006

Hechos insólitos e increibles

Sigo a la espera de fecha de operación. Aún no nos han confirmado el ingreso aunque de haberlo hecho, lo habríamos tenido que posponer porque el niño tiene un catarrazo impresionante y hasta que no esté totalmente recuperado no puede entrar en quirófano. Su hermana, que tampoco se ha querido quedar al margen, también tiene un constipado de padre y muy señor mío pero nada de esto nos ha impedido este fin de semana reunirnos con J y M y sus niñas para darnos un homenaje: impresionante mariscada que nos metimos entre pecho y espalda (carabineros, langostinos, almejas, cigalas y unas navajas). Regado con un buen rosadito y precedido de unos entrantes de salmón ahumado, sucedáneo de caviar y huevos de perdíz sobre pimientos asados. MMMMM!. Que lo pienso y me entra un hambre...
Pero me desvío de la intención real de este post. Quería compartir con tod@s algunas cosas que me corren estos días por mi cabecita loca (como dice Amaral).
Como ya me he terminado de leer todos los libros que tenía pendientes, he comenzado la lectura de los libros sobre la Guerra Civil Española que colecciono y que se pueden adquirir con la edición dominical de El Mundo. Asustada e intranquila me quedé tras leerme de pe a pa el primer libro que habla de los motivos que desembocaron en la guerra y que se iniciaron durante el periodo de la 2ª República (1931-1936). Salvando distancias temporales y sociales, encuentro paralelismos "peligrosos" entre situaciones de entonces y ahora. Cuando encuentre algo de tiempo, haré una transcripción de estos aspectos a modo comparativo con titulares actuales.
Luego, mientras ojeo la prensa al tiempo que tomo un café a media mañana, no puedo evitar indignarme a leer titulares como el de un padre que se va a declarar en huelga de hambre en Barcelona porque a su hija le niegan la enseñanza en castellano. Para rematar, hoy los titulares los encabeza la comisión de alumnos (o sea, chivatos) que se van a encargar de velar porque los docentes catalanes impartan las clases únicamente en catalán. ¿Pero qué demonios significa esto?. Si yo me fuese a vivir a Alemania, entiendo que si quisiera matricular a mis hijos en una escuela, el idioma que aprenderían mis hijos y que estarían obligados a hablar sería el alemán, quedando el español para nuestras comunicaciones familiares (es decir en casa). Ahora bien. Si yo, española, me voy a vivir a otra comunidad autónoma de España, e inscribo a mis hijos en un colegio, tengo el derecho Constitucional a que se les enseñe en el idioma oficial del Estado, es decir: castellano y que tengan por supuesto, opción a aprender la lengua de identidad de esa comunidad de estudio (en este caso el catalán) pero que Carod & Company hayan institucionalizado el idioma catalán como "oficial" de una "nación" que no existe (porque menos mal que El Estatuto aún no está aprobado), me parece tan peligroso y rerprochable comoel desafortunado discurso de Mena.
Pero como el pueblo ahora está entretenido en la lucha pro y contra fumadores, todo esto son minucias. Como dudar si se suspenden los actos o no de la ilegalizada Batasuna . Pero claro, según una mayoría gozamos de "libertad" (cuando en el estreno del programa de Jesús Quintero de esta noche en TVE ya se ha censurado la primera entrevista prevista.


Escuchando JUANES "Para tu amor"

9 comentarios:

La Divina GiLda dijo...

no sabia nada de la operacion..es de estar tan descentrada y a por uvas es lo que tiene!!! pero siempre hay un hueco dicen no???

un besazo

zaiBy dijo...

No sé ni que decir... es un tema ( o varios, mejor dicho) con mucha miga. Un saludo.

Wolffo dijo...

Sí señora.
El nacionalismo es un cáncer y se extiende.

Un beso y un aplauso cerrado

pijomad dijo...

Completamente de acuerdo con tu razonamiento... ahora bien ¿crees que es carod y sus vasallos o son algunos mas? Ese es mi miedo... que nos estemos volviendo locos después de todo lo que este país ha pasado...

Patricia /Ricardo dijo...

Que la operacion salga muy bien,realmente no sabia nada o de despistado que soy no lo habia leido,mi llegada a España depende de extranjeria que se toma de dos a cuatro meses para el papelerio,mientras salga esta todo bien,te mando un abrazo .
Patricia /Ricardo....

Mardolo dijo...

GILDA: Mejor tarde que nunca, ¿no?
Un saludo de retorno;P
ZAIBY: Y tanta miga... ¡que indigesta el alma!
Un saludo guapa.
WOLFO: Y el contagio es hasta límites insospechados...
Me satisface saber que no soy la única inquieta ante este tema.
Un beso para tí también.
PIJOMAD: Desgraciadamente soy de la opinión de que esos son sólo la puntita del Iceberg, por lo que la inquietud es, en estos casos, más que justificada. Es triste que tropezemos siempre con los mismos errores.
Un abrazo.
PATRICIA/RICARDO: ES normal, no os preocupéis. ¿En serio aún os queda tanto tiempo para tenerlo todo arreglado? Dichosa burocracia...
¡Ánimo! Y muchas gracias a los dos.

Penurias dijo...

En una época en la que cada vez existen menos fronteras, me parece que es de "paletos incultos" insistir en crearlas donde nos las hay. No sé si es por complejo de inferioridad o rencor acumulado, no se dan cuenta que pueden ser españoles sin perder su amado idioma e identidad. Estoy harta de que pasemos año tras año tras año hablando de si España es España o ya no es España, cuando los auténticos problemas se quedan sin resolver. Ya no tengo fe en la política, con sólo 30 años... dicen que cada pueblo tiene el gobierno que se merece... y estoy empezando a creerlo.
Besos, me encanta tu blog.

jose dijo...

Los nacionalismos tienen un grave problema de concepto: no suman sino que dividen.
No sé cómo será exactamente en Cataluña pero aquí, te reto a que pasees por Bilbao y escuches las conversaciones que tienen los que se crucen contigo. Te aseguro que en un 95% oirás hablar en castellano. Sin embargo a tu hijo no le dejan estudiar en castellano aunque, como es mi caso, tenga dificultad para leer por la dislexia y sus padres no conozcan el euskera. Así nos vemos con enormes dificultades para ayudarle en sus tareas. Obligan a un niño disléxico a leer en euskera, traducir al castellano, suponer que lo ha leído bien, recibir ayuda y llevarla de nuevo al euskera, sin poder comprobar si lo que él contesta es correcto.
Cinfunden nacionalismo con xenofobia.

Mardolo dijo...

CIUDADANA DEL MUNDO: Bienvenida a mi rincón.
Es una lástima, pero así están las cosas.
Ojala nuestras voces no se pierdan en el viento.
Un saludo.
JOSÉ: Es increíble lo que me cuentas. Parece mentira que estemos hablando de un mismo país.
Esto es vergonzoso.
¡Ánimo! y que no decaigan tus fuerzas. Tu hijo las necesita.
Un abrazo.