07 febrero 2006

Trabajando que es gerundio

Estoy agotada. Sin apenas tiempo de nada. Debo un montón de visitas a mis habituales: perdonadme.
Han sido días muy moviditos de curro y cosillas familiares.
Estoy saturada entre contabilidad actual, el maldito ejercicio de 2005 (que tiene tela) y la invasión de pedidos que se están produciendo desde que comenzó el año.
Seguimos a la espera de operación del niño, que esa es otra, quedaron en llamarnos en 15 días tras ponerle un tratamiento, para que hoy, cumplido el plazo y viendo que no nos llamaban, preguntamos cuándo le operan y nos dicen que como el niño está mejor le vuelven a poner en lista de espera. ¿Pero no nos llamaban ellos?.
Mi ganglio ha resultado ser producto de un virus, me dieron medicación y está remitiendo. Me salvo de quirófano: BIEN.
Este no es el tipo de post que me gusta poner pero apenas puedo actualizar. La conexión del curro está fallando (hoy han venido a arreglarla) y apenas navego en la hora de la comida (que es el mayor tiempo del que dispongo) y desde casa, cuando encamamos a los niños sólo deseo meterme en la camita y dormir hasta que el maldito, pipipipipi me despierte.
Recomendaros una nueva colección sobre pintura moderna que ha comenzado hoy con El Mundo y que sale todos los martes a partir de hoy al precio de 6,90 + el diario. Se presenta en una edición de formato libro, de muy cómodo manejo, ampliamente documentada y con fotografías. Pierden mucho las imágenes pero para los que, como yo, no queremos renunciar a información por cuestiones económicas, resulta bastante interesante.
También se pone a la venta en breve lo nuevo de REVOLVER. Carlos Goñi regresa con su estilo personal e inconfundible del que, por lo menos yo, no me canso. Con el me pasa como con Manolo García: disfruto al máximo.



Escuchando ANASTACIA "Left outside alone"

7 comentarios:

La DiviNa GiLda dijo...

me alegra que te libres del quirofano nena!!!!

leodegundia dijo...

Me alegra saber que lo del ganglio no es nada importante, ahora cuidate.
Por lo que veo lo del niño tiene que esperar, eso es una lata.
Animos y un fuerte abrazo.

Lagarto Chinaski dijo...

Hola Mardolita! Bueno que hace mucho que no te comento, pero que te sigo.
Gracias por los animos y que me alegro que no te tengan que operar (que mal rollo las operaciones)
Besitos.

José Sans dijo...

Hola Mardolo:
Me alegro que lo del ganglio no fuese nada importante y espero que lo del niño tenga el mismo final, nada importante.
Te deseo lo mejor
José

Nohayviento dijo...

Me quedo muy contenta que lo de tu ganglio fuera un virus, así como que tu niño esté mejor, independientemente a que seria saludable para todos (incluso para él) tuviese una fecha concreta de su intervención. Ánimo, y no te preocupes por visitar casas cuando estés complicada. Como en la vida real, los verdaderos amigos saben que el afecto perdura, que aunque no se puedan ver seguido el cariño está y se queda. Un abrazo.

Penurias dijo...

Esta vida loca que a veces no agota y desgasta, eh? Bueno, como dice A. Sanz, después de la tormenta siempre viene la calma. Animo y un beso. Buenas noches.

Mardolo dijo...

GILDA: Pues imagínate, yo... con lo que odio yo las batas blancas... lejos, lejos. Que cada vez que voy al médico algo me sacan.
Un abrazo guapa.
LEO:Bien recibidos esos ánimos que son los que me ayudan a continuar.
Gracias.
Un fuerte abrazo.
SILVANA: Totalmente de acuerdo, pero a veces uno siente la necesidad de justificarse, quizá por costumbre. Un estigma de nuestra generación, ¿verdad?.
Gracias por todo, en serio.
Un fuerte beso.
CIUDADANA: Loca, loca, como cantaba Pancho Céspedes. Gracias por estar ahí.
Un beso.