05 septiembre 2006

LAS BRUJAS DE MAYFAIR (I): "La hora de las brujas"

Tras la lectura del 6º libro de las "Crónicas Vampíricas" de la siempre sorprendente Anne Rice, hice un alto para iniciar la trilogía de "Las brujas de Mayfair" que enlazan con las "Crónicas Vampíricas" a partir del 7º libro. El primer libro de esta nueva saga, "La hora de las brujas", es sencillamente un imprescindible para todos aquellos que aprecien la buena literatura. Esquisítamente elaborado en detalles, construcción /crecimiento de personajes y sólidamente constituido en el esquema eterno de toda buena novela: principio (presentación y puesta en escena de los protagonistas e incio de la historia de la saga familiar de los Mayfair) nudo (desarrollo temporal de los protagonistas, profundización de los personajes y presentación de los peligros y establecimiento vibrante de la trama) y desenlace (vertiginoso, impactante y prolongado). Al contrario que en las "Crónicas Vampíricas", netamente masculinas, aquí la saga se centra principalmente en lasmujereslogrando ampliar los registros narrativos característicos de la autora y explotando a fondo el erotismo y sensualidad de los personajes de manera más profunda y arriesgada, sin caer en la vulgaridad. A través del personaje de Rowan Mayfair, una neurocirujana prestigiosa, nos introducimos en la historia de esta singular familia de brujas que ve sus primeros albores en el siglo XVI. La historia arranca con la lectura del informe elaborado por Talamasca de esta familia por Michael Curry, un hombre de orígenes humildes que es salvado de morir ahogado en altamar gracias a Rowan y a raíz de este accidente tiene la facultad de ver visiones a través de sus manos de todos los objetos o personas que toca. Por este motivo, Talamasca, por mediación del ya conocido por los lectores de la saga vampírica, Aaron Lightner, se interesa en incorporarlo a sus filas y profundizar en el estudio de esta familia de la que sostienen que Rowan es la decimotercera bruja, la más poderosa, que no sólo ha heredado la fortuna y dones de sus antepasadas sino que también cuenta con la presencia del espíritu familiar, "El Impulsor", un demonio que ha condicionado el destino de todas sus antecesoras y que marcará el futuro de Rowan usándola para dar origen a una nueva raza. Pero la situación se complica cuando Michael se enamora de Rowan precipitando el curso de los acontecimientos hasta límites insospechados.

Una vez más, Rice centra su historia principalmente en su Nueva Orleans natal, obsequiándonos con detalles preciosistas de todos los entornos, construyendo personajes creíbles y apuntalando su mensaje tras estos personajes de ficción: la crítica a la manipulación genética, la transmisión del valor fundamental de la familia como motor en lavida, la fe y por supuesto el amor, desde su concepción puramente sexual, pasando por la entrega incondicional, el dolor de la renuncia y el inexorable paso del tiempo. Una elaboración pormenorizada de una genealogía que pese a la abundancia de los nombres, mantiene la coherencia y acrecenta el interés por la historia que, pese a su complejidad, se disfruta y sabe a poco.

Clasificación: Sobresaliente.

Recomendada para los amantes de las historias bien narradas que se atreven a mirarlo todo con ojos nuevos y ávidos de conocimientos.

Lo mejor: Las vívidas descripciones, todos y cada uno de los personajes, la historia de la familia, la repulsión/atracción que uno llega a sentir por el personaje de "El impulsor".

Lo peor: Que alguien pueda rechazar su lectura creyendo erróneamente que es una historia de terror sin más.



Escuchando PAULINA RUBIO "Ni una sóla palabra"

1 comentario:

mark66 dijo...

Es que la "Rice" es total. Yo no he podido leerme como tú tantos libros suyos, pero algún día caerá otro de ellos, y me fijaré en tus críticas para escogerlo ;o)
Besotes, y gracias por tus recomendaciones