06 septiembre 2006

Nos volvimos... ¡LOCOS!

Ayer asistimos al concierto que ECDL ofreció en Navalcarnero en la recién inaugurada Plaza de Toros de Félix Colomo. Es probable que no sea un grupo de elevadas virtudes musicales, es lo que tiene ser carnaza de adolescentes pero tienen a su favor la complicidad con el público , su cercanía y un impecable sonido que para sí lo quisieran muchos de los grandes y a más inri, son de Madrid.
Confieso que no los sigo desde sus inicios, porque consideraba que mimetizaban mucho estelas de grupos como Seguridad Social, especialmente en sus primeros trabajos pero que me conquistaron con su disco "Estados de ánimo", que me terminaron de camelar con su colaboración con Amaia Montero en la maravillosa "Puede ser" y que desde entonces me he calzado las "zapatillas" y le he contagiado de esta fiebre al resto de mi pequeña familia, niños incluídos.
Una excelente puesta en escena, muy informatizada y con luces que estimulaban los ya de por sí enervados ánimos de un recinto al completo ansioso de pasarlo bien.
Puntualidad británica para el comienzo, 22:30, cronometrada con un reloj digital enorme coreado a los cuatro vientos por los allí presentes hasta que arranco el show con la "Marcha de las Walkirias" mientras sobre el telón negro se sobreimprimían, como si de una película de Star Wars se tratara, una breve introducción al público a cuya conclusión rasguearon los primeros acordes de guitarra del tema "Volverás" que enardecio el ambiente y caldeo la fresca temperatura del recinto excelentemente climatizado. "A contracorriente" siguió animando el ambiente de un público entregado pero aún no por completo. Las gradas, permanecíamos mayoritariamente sentadas eso sí, meneándonos a tope y batiendo palmas y levantando brazos mientras graznábamos las letras de los tres siguientes temas también cañeros hasta que una progresiva bajada de ritmo para introducir los temas más melódicos de los Locos y en especial la versión del "Soldadito marinero" de Fito & Fitipaldis terminaron por conquistarnos más aún si cabe a todos. Como colofón el tema "Por tí" dedicado a las madres y aquí es cuando Dani desaparece en el backstage y su primo David se hace con el foco de atención introduciendo la canción de "El pescado". Presentaciones del resto de los componentes: Jandro y Chema y como el que no quiere la cosa, nos pone a todos en pie, gradas incluídas para que cuando regresa Dani, la euforia sea total y el ambiente de maravillosa locura.
Los saltos que se mete Dani por el escenario, no tienen desperdicio y domina con su presencia toda atención, estratégicamente desviada hacia David y los demás através de las pantallas para dar ese aire familiar que tanto nos gusta de ellos.
Amago de marcha cuando no llevan ni una hora de concierto a fin de pedir ese entusiasmo desbordado que alimenta las energías del grupo canción a canción e iniciar de este modo la segunda parte del concierto, la más apoteósica y cañera hasta su final, que ha hecho que se nos contagie su frescura, su cercanía y que la entrega de todos sea completa. Llegan los temas esperados, coreados por el público y repetidos por Dani y con el tema que da título a la gira, concluye el concierto, con envío de zapatilla, calcetines y baqueta hacia el público incluída. Hacen el gamberro mientras se despiden y les cantamos el "a por ellos oé" o "alcohol, alcohol hemos venido a emborracharnos" y nos dejamos las manos y las voces aplaudiendo, silbando y gritandoles otra pero... desgraciadamente no hay bises.
Han dado espectáculo, diversión, se han entregado al 100% y han sabido dejarnos con la miel en los labios. Sólo hora y media de concierto pero intensa, gratificante y regada por los zumos embotellados que el patrocinador de la gira ofrecía a la salida del concierto.
Esta si que ha sido una divina locura. No son los Rolling, pero al menos, cumplen con su público y eso, se agradece.

2 comentarios:

Ricardo. dijo...

Hola Mardolo,en el dia de mi cumpleaños paso a saludarte ,espero que el proximo lo pueda pasar en tu tierra,como siempre te seguire leyendo.
Un saludo argentino.
Ricardo.

mark66 dijo...

No serán los Rolling Stones, pero al menos ellos han actuado en España. Los Rolling se han rajado, o vete tú a saber. Perderían los bastones.
Yo no he tenido ocasión de ver actuar a estos chicos, pero sus canciones no están nada mal. A veces escucho a la gente tararear algunas de sus canciones en la calle. Así que viva "El canto del loco". ;o)