05 noviembre 2008

La trilogía de la niebla







Puestos a retomar un poco la escasa vida de este rincón, que mejor modo de hacerlo que de la mano del autor español al que me he rendido totalmente y que no es otro que el inmenso Carlos Ruíz Zafón.

En esta ocasión, lo hago presentando el libro que comprende sus tres primeras novelas: "El príncipe de la niebla", "El club de la medianoche" y "Las luces de septiembre", editadas en un único volumen con el título de "La trilogía de la niebla".

Tratándose de sus primeros escritos, orientados inicialmente a un público juvenil, uno podría pensar que existe un gran diferencia con el autor que se consagró con "La sombra del viento" y reivindico el espacio que le correspondía por derecho con "El juego del ángel". Pero no es tal. O al menos, para los apasionados de su prosa, encontramos con satisfacción, si como en mi caso los leemos por primera vez tras los anteriores, que ya en ellos se perfila la esencia oscura, turbadora y cautivadora que tan maravillosamente ha desplegado en su último trabajo. De hecho, existen personajes y puntos en común con sus posteriores obras, aquí quizá más breves pero igualmente intensos, tanto, que saben a poco. Si bien las tres son distintas, tienen como nexo de unión ese elemento fantástico que escapa a la realidad confundiéndola con la fantasía, sin perder por ello el mensaje secreto oculto en cada historia, tan certero como ácido, como la vida misma.

Lo cierto es que hacia mucho tiempo que no disfrutaba tantísimo con unas historias tan bien construídas, tan dramáticas y al mismo tiempo, con ese punto de ternura que siempre alberga la esperanza.

De forzosa lectura para los amantes de las buenas historias. Decidirse por una de las tres, es difícil, todas tienen su encanto aunque, sin duda, la más lograda para mí, es "El club de la medianoche".

Calificación: Sobresaliente. Imprescindible en cualquier amante de los buenos libros.

Lo mejor: Su desbordante imaginación con poder para equilibrarla y hacerla compatible con la más oscura realidad.

Lo peor: Que saben a poco.

Escuchando TRAVIS "Side"

No hay comentarios: