22 marzo 2006

Las ciudades carnales

"En el nombre de Dios se han cometido muchos crímenes" esta es la primera frase que me viene a la cabeza tras la lectura de este libro de Zoé Oldenbourg, "Las ciudades carnales".
La historia se desarrolla en Occitania (al sur de Francia) en la época en que se emprenden las cruzadas de la Iglesia Católica contra los Cátaros, también conocidos como los bonnes hommes, por considerarlos herejes y rebeldes sociales. La autora nos introduce en la cultura de este pueblo y sus enfrentamientos con la iglesia y las corrientes cristianas ortodoxas, mediante la historia de amor prohibida que surge entre Roger de Montbrun, noble ortodoxo al servicio del conde Raimundo y la cátara Gentiane (Riggeor) de Aspremount, casada con Berenguer de Aspremount, cabeza visible del movimiento albigense.
Pero más alla de la historia de amor subyace la crítica a la intolerancia, al abuso de autoridad y al sometimiento y el desgarrador mosaico de atrocidades que supuso la Inquisición como vía de exterminio de un pueblo que utilizaba las dádivas y donaciones para servicios de su comunidad y la ayuda a los menos favorecidos, cosa que no hacían los clérigos, negando así autoridad de Reyes, Obispos y Papa convirtiéndose,de este modo, en enemigos declarados de una Iglesia que distaba mucho de ser el paradigma del bienestar que proclamaba. Así pues viajamos a la Edad Media, a los escenarios de Tolosa de Languedoc, Narbona, Carcassona, Beziers y Foix, entre otras, con todo lujo de detalles (excesivos y apabullantes especialmente en el capítulo primero de la primera parte), que a veces dificultan el seguimiento de la acción y confunden al lector por la profusión de datos que sin embargo esta plenamente justificada para la acción dramática que abarca toda la segunda parte (lo mejor con diferencia de la novela).
Una lucha continua entre el bien y el mal con el alma humana como protagonista, que no de ja indiferente.
Una narración extensa, documentada, con personajes vivos que sentimos hasta mimetizarnos en su situación (impresionante el personaje masculino de Roger de Montbrun no así el de Gentiane(Riggeur) que a mí me ha resultado odioso porque no he llegado a comprender su proceder) si bien algo embarullada por el uso indiscriminado de distintas percepciones narrativas (tan pronto en tercera como primera persona).
El libro está compuesto por dos partes (un total de 570 páginas) de las que superado el escollo del primer capítulo, el segundo nos conduce con interés a continuar la historia para llevarnos a una segunda parte intensa, demoledora y que constituyen los cimientos de todo el relato, hasta un final que apela directamente a nuestra conciencia.
Calificación: Notable.
Recomendado para los amantes de la novela histórica sólidamente documentada con tintes humanistas.
Lo mejor: el personaje de Roger de Montbrun, la ambientación, las descripciones, la esperanza que pese a todo ansía con vencer ante la adversidad, toda la segunda parte.
Lo peor: Su confuso primer capítulo demasiado excesivo.


Escuchando R.E.M. "Loosing my religion"

6 comentarios:

Coolkiku dijo...

Tomo nota.

Tuve el otro día ese libro en la mano en la fnac, ya me lo habían recomendado. Al final, opté por “Memorias de mis putas tristes” y un recopilatorio de “Mamá” que debí perder en alguna mudanza…

Gracias por la recomendación y crítica

leodegundia dijo...

Te diré que tengo una pequeña libreta en donde voy apuntando todos los libros de los que hablas para ir comprándolos.
Sobre los cátaros estoy bien informada, pero nunca había leido ninguna novela que los tuviera como protagonistas.
Un abrazo

Adrià Urpí dijo...

Debes disculpar el exceso de detalles de la primera parte, supongo que el autor se documentó muchísimo para hacerla, cosa que a mí me encanta (deformación profesional), aunque confieso que a veces leo este tipo de novelas para pillar los errores.
Besos. Adrià.
P.D. Hay un grupo que imitaba el canto gregoriano ("Masters of de Chant" era el título del disco) que versionó este tema de R.E.M...te lo recomiendo.

Mardolo dijo...

COOLKIKU: Pues no lamentarás la lectura. Hace pensar y mucho.
Un abrazo.
LEO: Esta autora está especializada en el tema. Tiene un montón de libros (algunos no son novelados sino monografías). Si te interesa el tema, tienes algunos disponibles en la dirección de casadellibro.com
Un abrazo.
ADRIÁ: Me gustan los detalles pero creo que en este caso desvirtuan un poco la trama aunque quedan plenamente justificados en la segunda parte. ¿En serio buscas errores? Qué malo. Tomo nota del disco que seguro que resulta interesante.
Un beso y buen fin de semana.

Cris dijo...

Vaya, gracias por la recomendación! Siempre me he sentido fascinada por esta parte de la historia, los cátaros y todo cuanto les rodea me despiertan un gran interés, procuraré hacerme con el libro para el veranito...
Besos.

Mardolo dijo...

CRIS: Pues seguro que lo disfrutarás. Aunque sólo tengas para leer unos días, jajjajjaj.
Besos.