03 marzo 2006

Los Idús de Marzo

Pues muy acorde con las fechas del título de este libro, he concluído este libro de Thonrton Wilder. Lo primero que leí de este autor, fue una obra teatral "Nuestra ciudad" (en la que se ambientó aunque de forma perversa la película "Dogville") que íba a ser la obra en la que íbamos a trabajar en el taller de teatro al que pertenecía en el año 1992. Yo interpretaba el papel de narrador-conductor de la historia que era sencillamente maravillosa y triste. Por desgracia, nos exigían pagar derechos de autor por lo que tuvimos que anular el proyecto en favor de "El perro del hortelano" de Lope de Vega. Desde entonces, no había vuelto a leer nada de él y cuando hace una semana rescaté uno de los libros pendientes de lectura, el que hoy nos ocupa en este post "Los Idús de Marzo", y leí el nombre del autor automáticamente acudió a mi mente el nombre de aquella otra obra. Este libro en cambio pertenece a la narrativa de caracter histórico y se ambienta en los últimos meses de vida de Julio César acercándonos la figura de este emperador romano y de sus contemporáneos mediante el registro de la correspondencia de César y otros de sus contemporáneos hilvanada en una ficción deliciosa y cercana. Los idús, a los que alude el título, eran los días de buenos augurios que se fechaban los días 15 de los meses de marzo, mayo, julio y octubre del año y los días 13 de los restantes. Por desgracia para César, fue asesinado en los idús de marzo cuando acudía al Senado y pese haber sido advertido por un vidente de la fatalidad del día. En la wikipedia, encontramos una anécdota sobre ese momento que dice textualmente: [... ese día cuando iba al Senado llamó al vidente y riendo le dijo: "Los idus de marzo ya han llegado"; a lo que el vidente contestó compasivamente: "Sí, pero no se han ido". ] A lo largo del libro, se nos descubre una imagen humana y noble de un César que era tan amado como odiado por el pueblo romano y ante todo muy cercana. Hay pasajes auténticamente deliciosos que versan a modo de filosofía sobre la religión, la mujer, el honor y tantas otras virtudes y defectos humanos que aún hoy resultan vigentes. Podría poneros montones de citas del mismo pero aún así, no podría reflejaros toda la grandeza de la historia que contiene. Dividido en cuatro libros (cuatro partes que no cuatro vólúmenes), cada una de ellas (y a partir del segundo libro) incian la acción en periodos anteriores al desarrollado en el libro anterior, amplian ese período y finalizan en épocas posteriores. De esta manera tenemos la información del antes, el durante y el después. Se lee de forma ágil y con interés y deja la necesidad de ampliar el conocimiento de las historias y los personajes que sudyacen y se nombran. Incluyen también leyendas que me propongo postear de forma individual y que seguro que harán la delicia de más de un@.

Calificación: Notable. Recomendado para los amantes del género epistolar con bases históricas.

Lo mejor: Los diario-cartas de César a Lucio Mamilio Turrino, la descripción de las intrigas palaciegas, las poesías de Cátulo y sus cartas a Clodia Pulquér, la maravillosa simpleza de la filosofía incluída en todas y cada una de las cartas, la recreación de los hechos.

Lo peor: que sabe a poco.

Escuchando BRUCE SPRINGSTEEN "Brilliant disguise"

4 comentarios:

Cris dijo...

Siempre me atrajo la historia alrededor de Julio César. El género epistolar no es de mis favoritos, pero en cuanto encuentre un hueco no me importaría añadir este libro a mi biblioteca.
Gracias por la reconendación, y un beso!

Leodegundia dijo...

Me encanta cuando hablas de libros que es un tema que me interesa mucho, así que también me apunto este, jajaja, no voy a dar abasto para leer tantos comoya tengo en el montó de los no leidos.
Espero esas leyendas.
Un abrazo

Mardolo dijo...

CRIS: Lo bueno de este libro es que, pese a ser epistolar, los contenidos de las cartas son tan descriptivos que hilvanan una historia de forma plena y fácil de seguir. Si lo lees, no te arrepentirás y te enamorarás más si cabe, de la figura de Julio César.
LEO: Yo también recopilo listas de libros pendientes que necesitaría muchas vidas para poder disfrutarlos plénamente. Pero resultan una tentación tan accesible...
Las leyendas las iré desgranando poco a poco porque quiero documentarlas de la manera más adecuada.
Un abrazo guapa.

Alfredito dijo...

¿No es Catulo?
Besitos.