06 marzo 2006

Y llega el momento en que todo, como bien es sabido desde su nacimiento, está abocado a su final. La diferencia estriba en que para algunos es un proceso lento, para otros basta con un acelerón para llegar. Atrás en el camino, quedan momentos, recuerdos, amigos, grabados a fuergo en una memoria inmortal. Igual que la belleza de una rosa sucumbe tras su esplendor a su inevitable final, del mismo modo que un papel arrugado no recuperará de nuevo su aspecto original, los sentimientos que un día fueron alegría, con un reconocimiento general, se ahogan hoy en las lágrimas en la más oscura soledad.
Experiencias compartidas, poesías, narraciones, unas palabras más en el inmenso océano de vidas general, atisbadas sólo por unos pocos náufragos que se regugiaron en ellas hasta que pasó el temporal para volver a sus orígenes abandonando la isla, a su condición salvaje y natural. Hoy su hada llora lágrimas por los que estuvieron, por los que se acercan desde lejos y por los que ya no estarán. A lo lejos se escucha el sonido del trueno. La tormenta está a punto de llegar. Pero sólo la roca resistirá el envite de las olas, en la gruta el hada ya no está. Cuál ave migratoria, partió hacia otro lugar.



Escuchando KYLIE MINOGUE "I believe in you"

7 comentarios:

Leodegundia dijo...

Si no fuera porque en el anterior hablas de relatarnos esas leyendas, se diría que esto suena a despedida, espero que sólo sea una licencia literaria.
Un abrazo

Nohayviento dijo...

De que va esto amiga? que pasa?
me dejas preocupada? va todo bien?
Un abrazo, y explicate.

Pepe dijo...

Hola Mardolo, que gustito volver a tu buhardilla, he vuelto despues de oxigenarme y con nuevo blog, cambio de ciudad,etc,etc. Voy a releerte y ponerme al día.Un beso

Alfredito dijo...

Leí en algún sitio que un físico de esos que son físicos muy sabios estudiaba la memoria del papel arrugado. Pretendía, parece ser - no tengo ni idea de física ni de nada en relaidad - llegar a un modelo matemático que resolviera el fenómeno de los papeles que conservan el recuerdo de sus arrugas. No sé explicarme bien, (y este tampoco es el lugar) pero me pareció interesante.
Abundo en lo de la licencia literaria. Ya sabes que yo soy un experto en licencias.
Besitos

Mardolo dijo...

LEO: Exactamente es una licencia literaria influenciada por el libro del que hablaba en mi post anterior. De momento tengo cuerda para rato, jajajja. Volviendo al libro, he intentado escribir algo en la línea de las palabras de Julio César ante las sospechas de conspiración que le llegan los días previos a su asesinato. Parece que me he aproximado bastante, jajaja.
Un abrazo.
SILVANA: Tranquila Sil, es tan sólo uno de mis textos en un estilo homenaje a mi última lectura. Sabes que si sucediera algo, te enterarías la primera. Un abrazo.
PEPE: ¡Qué alegría más maravillosa! ¿Dónde te has metido? Te he echado un montón de menos. Estoy deseando visitarte en tu nuevo rincón. Gracias por acordarte de este pequeño refugio.
Un besazo.
ALFREDITO: Es interesante esa teoría (aunque yo de física tampoco sé mucho, era junto con las matemáticas la asignatura que siempre suspendía, ¿ves como los cerebros no somos perfectos?).
Es agradable ver que has captado al igual que Leo la licencia literaria que me he permitido en este post.
Un abrazo.

PATRICIA/RICARDO dijo...

Yo solo decirte que pasare por aca siempre por que es un placer leerte,que tus pryectos salgan adelante,repito,es muy placentero poder leer a una persona que se expresa con la facilidad de entendimiento que tenes,un abrazo.
PATRICIA /RICARDO.

Penurias dijo...

Hola, por fín puedo visitarte. En realidad yo también por razones ajenas, le estoy dedicando menos tiempo al mundo blog... y es que al fin y al cabo cada uno sigue con su vida, sus alegrías y sus problemas... pero en mayor o menor medida seguimos teniendo nuestro rincón común. El texto es muy bonito, y refleja algo de lo que yo estoy convencida, y es que la vida es una sucesión de etapas, puertas que se abren y se cierran.
Besitos.